Después de 9 años, una pareja finalmente abrió el regalo de boda que la tía les dijo que no abrieran

Es una práctica común comprar regalos para una pareja que será recién casada. Obtener algo que crees que les ayudará en la vida matrimonial no es inusual, tampoco lo es obsequiar algo sentimental que podría valer más de lo que el dinero puede comprar.

Puedo recordar el día de mi boda, y el hecho de que algunos meses más tarde todavía había cupones para canjear y pedacitos para armar en la casa. Por eso me interesó especialmente la historia de Kathy y Brandon Gunn. Verás, Kathy y Brandon habían estado casados durante 9 años enteros y todavía tenían que abrir un último regalo de bodas.

El regalo vino en una caja blanca que habían dejado encima de un estante en su armario. La tía abuela, tía Alison, les había regalado, y garabateado en un sobre adjunto al paquete estaban las palabras: “No abrir hasta el primer desacuerdo”…

Cuando la tía Alison le entregó el paquete a la pareja de Michigan, acordaron que cumplirían sus deseos y se abstendrían de abrirlo.

Por supuesto, tuvieron disputas y las típicas discusiones ocasionales a lo largo de los años, como todas las parejas, pero continuamente se negaron a abrir la caja por una razón diferente a la que ella había previsto.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"