Descubre que es la discapacidad emocional y cómo detectarla

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define discapacidad como “cualquier restricción o impedimento de la capacidad de realizar una actividad en la forma o dentro del margen que se considera normal para el ser humano”.

Mayormente cuando escuchamos este término lo relacionamos con personas que no puede caminar, correr, hablar, escuchar  o ver, pero lo cierto es que los estudios nos revelan que van más lejos de las características físicas, cognitivas y sensoriales. Actualmente descubrimos las discapacidades emocionales.

Ana Simó, terapeuta de familia y parejas, nos indica que el término surgió en los últimos años basado en la necesidad de un concepto para definir en el ámbito de la salud mental a las personas que no tienen la capacidad emocional  de conectarse y expresar sus emociones.

Se denomina discapacidad emocional a una incapacidad que puede tener las personas para expresar adecuadamente sus emociones, dificultando su interacción social. Además se mantiene bajo investigación este nuevo campo de la salud mental pues se desconocen sus causas y este a tenido una tendencia polémica sobre su aceptación o rechazo.

Como en toda discapacidad se pueden identificar diferentes panoramas y podríamos concluir que todos los seres humanos en algún momento logramos experimentar esta condición.  Esta condición es más propensa a presentarse en hombres que en mujeres, en síntesis podemos identificar que la discapacidad emocional  se presenta cuando no tenemos la capacidad ni el control de identificar, conocer y manejar nuestras emociones.

El termino fue acuñado oficialmente en el año 2004 en Estados Unidos, este logró ser contemplado en el área de estudio de la salud mental y se logró manifestar dentro de las discapacidades en la Individuals with Disabilities Education Act (IDEA), luego fue divulgado por las diferentes regiones del mundo.

Las personas que sufren de este padecimiento suelen manifestarla durante su periodo de vida temprana, específicamente en la escolaridad y la condición una vez desarrollada logra perdurar por el resto de la vida. Esta discapacidad ocasiona en las personas imposibilidad de interpretar y expresar emociones afectivas, las causas que la generan no están ligadas a problemas de salud o intelectuales. Los afectados no logran construir ni mantener relaciones interpersonales sanas con las demás personas de su entorno.

Esta discapacidad genera estados de ánimo variantes en las personas ante las situaciones normales, evocando en ellas frustración y depresión, generando miedos irracionales y conflictos personales con situaciones y personas que no lo ameritan. Existe la tendencia a vincularlo con un trastorno del aprendizaje pues mayormente los afectados son escolares.

Tras diversas investigaciones se han realizado las hipótesis sobre ciertos factores que se consideran activan dicha condición e influyen en su perpetuación durante el tiempo como los factores hereditarios, los problemas cerebrales, el constante estrés, el funcionamiento familiar, pero  realmente la causa matriz del problema no ha sido descubierta.

En Estados Unidos se han llevado a cabo diversos estudios sobre el tema y los resultados arrojaron que las mujeres son menos propensas a padecer de la discapacidad emocional, mientras que los varones y en mayor medida los afroamericanos están más expuestos a padecerlo por las condiciones de su entorno social.

Encontramos entre los síntomas más comunes: hiperactividad, escaso nivel de atención, conductas agresivas o auto agresivas, escasa o nula interacción con otros, miedos, ansiedad, inmadurez, dificultades en el aprendizaje, fobias y tendencia a la depresión, no todos se presentan al mismo tiempo y tampoco se observan en igualdad de circunstancias.

Te brindamos algunos factores para determinar si una persona sufre de discapacidad emocional:

  1. Su mayor preocupación es la imagen. Se preocupan desmedidamente por su imagen, han tenido que adoctrinar su empatía. Vestimenta, aspecto físico,  pero además son personas que miden hasta el más mínimo movimiento o gesto.

  1. Son personas que cambian de casa, amigos, entorno. Nunca se sienten felices, ni plenos.  Básicamente porque lo que persiguen es vacío de sentimientos y su meta es alimentar solo una imagen sin alma.

 

  1. Son personas muy agresivas, que contienen su odio y lo focalizan, pero saben perfectamente cuando atacar, generalmente de forma cobarde.

  1. Son personas que no tienen nada profundo que comunicar, porque están vacías a nivel espiritual.

 

  1. Son personas pesimistas y negativas, culpan al mundo de sus propias miserias, son incapaces de hacer autocrítica.

 

  1. Son personas que no aprenden de ninguna experiencia vital, porque no intiman jamás con su interior.

 

  1. Son personas que rara vez demuestran sus emociones, básicamente porque carecen de ellas. Como máximo viven períodos de enamoramiento.
  1. Son personas que reducen el amor que puedan dar, a cosas materiales. Es decir, legan  lo mismo que han recibido. Nada envuelto en apariencias.
  2. Son personas cuyas motivaciones surgen del odio y el resentimiento, del querer demostrar lo que no son. Por lo tanto, se retroalimentan constantemente de más odio.

  1. Son incapaces de ver la esencia de la existencia humana, las pequeñas grandes cosas de la vida.
  1. Son incapaces de amar. Son discapacitados en emociones.

"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"