Decálogo de lo admirable en los hombres (y lo que podemos aprender).

Los hombres y las mujeres tenemos conductas muy diferentes ante las mismas situaciones y la explicación es totalmente sencilla aunque nos cueste mucho aceptarla tal y como es, pero lo más contundente es que debemos saber que el cerebro masculino funciona de una forma muy diferente al femenino, los hombres le dan prioridad a algunas cosas y las mujeres a otras, lo que no impide que nos aceptemos mutuamente y comprendamos hasta el punto que podamos llegar a vivir en completa paz y armonía.

Expectativas, las necesarias
En el sexo y el amor, ellos van descubriendo todo de nosotras, contrario a las mujeres, que les colgamos la medalla del “hombre de mi vida” apenas conocerlos. Y cuando te das cuenta de que no ese hombre por el que te enloqueciste no era el hombre de tu vida, entonces vienen las decepciones, ellos cuando empiezan una relación llevan unas expectativas bajas, las cuales van subiendo en la medida en que la relación va tomando forma, es decir, tienen una mente más madura para asimilar ese tipo de situaciones y la verdad yo no comprendo porque las mujeres son hacemos tantas ideas en la cabeza con hombres que apenas estamos empezando a conocer.

Su independencia
Para la gran mayoría de los hombres este punto no es negociable, ellos son férreos defensores de su espacio, tiempo y costumbres, como debe ser, aunque no nos guste. Así que, por consiguiente, no te necesita tanto como tú a él y no le da pena en lo más mínimo ningún temor de hacértelo saber porque las cosas con ellos funcionan de ese modo.

Sin dramas
Los hombres detestan el drama y sobre todo a las mujeres dramáticas, es más si crees que cuando haces una escena y lloras, estás tocando su corazón y sensibilidad estas muy equivocada, ocurre todo lo contrario, la gran mayoría de los representantes del sexo masculino, ruegan por no encontrarse una mujer con esas características pues la consideran manipuladoras y hasta poco confiables.

Sin rodeos
¿Sólo quiso sexo? En mi caso, suelo cerrar el trato antes de tenerlo; pero si a ti no te lo dijo, querida, a veces no hace falta. Con que no te vuelva a contactar en un tiempo es suficiente. Ellos tienen muchas más facilidad que las mujeres para expresar lo que quieren y sin ningún tipo de tapujos ni remordimientos a la hora de hacerlo.

Alto a la discusión
Para él, cualquier motivo es bueno para dar stop; un bostezo, la TV, te besa para que te calles, los hombres odian la cantaleta y a las mujeres que caen en esta horrible conducta, lo mejor siempre será el diálogo y la salida concertada a cualquier tipo de conflicto, aunque esto suene un poco a tratado internacional o acuerdo de paz, es así de sencillo, lo que no se logra por medio del dialogo es muy difícil que se logre por medio de otra forma.

De todos modos, forzar la “plática”, no conduce a nada. Si lo vale, es mejor retomar cuando los ánimos se enfríen y cada quien tenga argumentos válidos sin tener que caer en situaciones de ira, enojo, sarcasmo y hasta violencia.

Su sinceridad
Tengo una amiga que mientras se vestía para una entrevista laboral, su muy sensato novio le dijo que no se veía bien con ese outfit. Ella agradeció la opinión. En estos casos, la franqueza es invaluable y en ocasiones las mujeres hacemos todo lo contrario por no lastimar ni herir los sentimientos de nadie, aunque muy en el fondo nuestro criterio diga que no está bien lo que pasa, pero por pensar en el bienestar de los demás a veces caemos en conductas poco duplicables.

Ruptura = silencio
Hay excepciones, pero para ellos, fin es fin. No llamadas, no mensajes, no acoso; cortan toda comunicación. Qué quieres, así es su duelo. Y es que ellos son mucho más fuertes mentalmente hablando que nosotras y tienen más tolerancia al dolor y a la frustración, Esto no quiere decir que no sufran, nada de eso, si lo hacen pero muy a su manera, no tiene tanto para exteriorizar como las damas

Pero hoy día muchas mujeres quisiéramos poder seguir el ejemplo y ser mucho más duras cuando una persona nos hace daño o cuando hemos tomado la decisión de no compartir más tiempo a su lado,

Acatan las reglas
El “ya no me llames” que lanzas si las cosas van mal, para él es una verdadera orden. Y obedecen aunque, paradójicamente, te enfurezca. ¿En el sexo? Si dices lo que te gusta y lo que no, en serio lo acatan. Las cosas son literales no como para las damas que un NO puede ser un SI camuflajeado como dice Arjona.

Cero pudor en el sexo
No hay seres más seguros de su cuerpo, sea como sea, que ellos. Punto. No poseen ese tipo de inseguridades que tienen las mujeres todo el tiempo, así ellos tenga la figura más horrible del mundo.

Reunión con amigos, innegociable
Si no te lleva cuando los ve, linda, es que hay momentos sagrados que no desea compartir contigo. Como ir al baño. Así de íntimo, como debería ser con tus amigas.

Pero lo mejor de todo es que duermen tranquilos… ¿Por qué no hacerlo nosotras también?


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"