De la atracción mental no te liberas ni cerrando los ojos

Con el concepto de atracción mental nos estamos refiriendo a cuando, en momentos más avanzados dentro de la relación de pareja, podemos conocer la forma de pensar, de sentir y de caminar por el mundo, acerca del otro y sentimos que estos aspectos nos causan una profunda atracción.

Todos estamos de acuerdo a que cuando conocemos a una persona, lo primero que podemos ver de la persona es su físico, pero luego, empezamos a conocerla mejor y nos puede empezar a gustar debido a aspectos de su personalidad. En cuanto a lo común acerca de la atracción, es natural que en primera instancia, nos fijemos en la apariencia y que luego, ésta atracción física vaya disminuyendo para dar paso a la atracción mental. Sin embargo, podemos pasar unos meses en un estado intenso de deseo sexual inicial, en donde sentimos una cierta locura y hasta obsesión por la otra persona. Luego, nos puede empezar a gustar por lo que es internamente.
La palabra atracción tiene distintas acepciones, por lo que se puede extrapolar a otros elementos con los cuales nos relacionamos. Al respecto, citamos un extracto del libro “Cómo hacer funcionar la Ley de atracción” escrito por Osho, el cual refiere: “Si sufres es por ti, si eres feliz es por ti, si te sientes dichoso es por ti. Nadie más es responsable de cómo te sientes, sólo tú y nadie más. Tú eres el infierno y el cielo también”.

Ley de atracción

Ésta es una Ley Natural, del Universo, la cual consiste en la creencia de que nuestra vida puede ser influida por nuestros pensamientos, ya sean conscientes o inconscientes. Con base en que los pensamientos tienen unidades energéticas que podrán devolver a la persona una idea similar a la que pensaron.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"