David Beckham, el invitado que robó todo el protagonismo en la boda de Harry y Meghan.

David Beckham fue uno de los invitados más elegantes y atractivos de la boda de Harry y Meghan, y sus look fue muy comentado en redes sociales.

Ha sido, sin ningún género de dudas, la boda del año. El pueblo británico, y el mundo en general, esperaba con ansia el enlace del príncipe Harry de Inglaterra (el nieto más rebelde de la Reina Isabel de Inglaterra y considerado uno de los solteros de oro) y Meghan Markle, una actriz norteamericana mestiza, nacida en el seno de una familia de clase media.

El enlace sirvió también de punto de encuentro de destacados miembros de la realeza y nobleza inglesa, así como una autentica pasarela de celebridades del panorama social.

Aunque, sin lugar a dudas, si hubo un invitado que acaparó todo el protagonismo en la llegada de los asistentes a la ceremonia y destacó sobre el resto de los invitados fue el exfutbolista David Beckham.

El deportista acudió con su esposa, Victoria Beckham, que si bien suele dar mucho que hablar con su estilismo, en esta ocasión quedó totalmente eclipsada por la presencia y la elegancia de su esposo.

Tanto así, que muchas espontáneas e invitadas a la boda quisieron hacerse una foto con David, a lo que él accedió muy gustosamente. Y es que su amabilidad y cortesía llegaron al punto de saludar personalmente a los oficiales de policía que velaban por la seguridad de la ceremonia.

El ex futbolista escogió un impecable chaqué en color gris marengo, obra del diseñador Kim Jones para Dior Homme.

De acuerdo al comunicado de prensa de la casa de moda, el traje se componía por “pantalones y saco de lana Súper 130 en color carbón, chaleco gris de lana Súper 150, una camisa blanca de algodón egipcio de 200/2 hilos, corbata y pañuelo de satín gris y zapatos de piel”.

Luego David le puso sus detalles de sofisticación como unas gafas de sol, modelo Browline Glasses, de la firma Saint Laurent, o un reloj de bolsillo, cuya cadena asomaba.

Lo cierto es que el look de Beckham, y la forma de llevarlo por supuesto, causó furor no solo en los presentes, sino en todo el mundo. Su imagen se volvió viral en pocas horas y los comentarios sobre su estilismo fueron Trending topic.

David Beckham, en la boda del año


David Beckham fue uno de los asistentes a la boda de Meghan Markle y el príncipe Harry

Muy sonriente, el ex futbolista saludó a la prensa
Muy sonriente, el ex futbolista saludó a la prensa y a los curiosos que se habían congregado

Sus gafas de sol dieron que hablar

David Beckham escogió unas gafas de sol, modelo Browline Glasses, de la firma Saint Laurent.


Todo amabilidad con los oficiales

Su amabilidad y cortesía llegaron al punto de saludar personalmente a los oficiales de policía que velaban por la seguridad de la ceremonia.

El más solicitado

Muchos invitados a la boda querían hacerse una foto con el invitado más guapo de la ceremonia con permiso del novio.

El deportista acaparó todos los flashes

A su llegada a la ceremonia, David Beckham acaparó todos los flashes de los fotógrafos.

El británico lució un chaqué de Dior Homme

El ex futbolista escogió un impecable chaqué en color gris marengo, obra del diseñador Kim Jones para Dior Homme.

Todo elegancia y estilo

Su elegancia y estilo fueron tales que acabó robando el protagonismo al novio, el príncipe Harry

Fuente: semana.es


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"