Curiosa técnica japonesa para perder grasa abdominal

– Exhala con fuerza, pero hazlo con cuidado, mientras vas bajando tus manos hasta juntarlas hacia adelante y buscando contraer todos los músculos de tu cuerpo. Todo este proceso solo en 7 segundos.

– Debes realizar este procedimiento todos los días durante cinco minutos cada día.

– De esta manera tu cuerpo usará más oxígeno para ayudarte a quemar grasa, además fortalecerá tus músculos y aumentará tu metabolismo.

Una reciente investigación comprobó que puede funcionar.

Los científicos de la Universidad de Hampton demostraron que la mezcla de yoga y ejercicios de respiración profunda ayudó a un grupo de adolescentes con sobrepeso a perder kilos. Para realizar esta investigación, dividieron a sesenta estudiantes de secundaria en dos grupos.

El primer grupo realizó 40 minutos de yoga y ejercicios de respiración profunda cuatro veces a la semana durante 12 semanas. Y el segundo grupo en cambio, conservó su rutina habitual. El resultado que arrojo fue que el grupo que combinó el yoga con la respiración profunda perdió en promedio casi 3 kilos sin restricciones de ingesta calórica diaria, mientras que el otro grupo no mostró grandes cambios.

Cabe destacar que este no es un sustituto de la actividad física, aunque esta técnica puede ser el estreno de un plan de ejercicios. La respiración profunda ejecutada de esta manera proporciona oxígeno que absorbe los nutrientes y puede ayudar al cuerpo a eliminar las toxinas, lo que conlleva a la pérdida de peso.

Esto opinan los expertos.

Consideran que este método de la respiración prolongada acrecienta la fuerza muscular y el metabolismo al elevar los niveles de oxígeno en la sangre. No obstante, algunos expertos creen que practicar ejercicios de respiración de sólo 5 minutos al día no es suficiente para que la pérdida de peso sea significativa.

Richard Godfrey, jefe fisiólogo del British Olympic Medical Center, duda de la efectividad de la técnica y piensa que: “el entrenamiento de intensidad media o alta, como remar, caminar rápido o correr, durante un largo período es la única manera de quemar grasa y elevar el metabolismo. La respiración profunda y los ejercicios suaves durante cinco minutos al día no van a quemar suficientes calorías para transformar la forma del cuerpo”.

Por otra parte, Ian McDonald, profesor de fisiología metabólica de la Facultad de Ciencias Biomédicas de Derbyshire, indica que respirar tan profundamente puede ser más perjudicial que beneficioso ya que: “inhalar y exhalar profundamente puede alterar el equilibrio entre el dióxido de carbono y el oxígeno en el cuerpo necesarios para neutralizar la sangre. Lo que puede causar mareos e incluso hacer que alguien se desmaye.”

La contracción de los músculos producida por este ejercicio mueve las reservas de grasa. Pero solo un deporte aeróbico vigoroso activará suficiente energía como para convertir la grasa en combustible. La respiración profunda por sí sola puede quemar la grasa en un dos por ciento en el mejor de los casos, coinciden los expertos.

Y por último, estos ejercicios de respiración profunda ayudan aumentar el ritmo cardíaco y la circulación. Consecuentemente, esta técnica no está recomendada para aquellas personas que presenten algún tipo de afección coronaria.

La Recomendación es que debes consultar con tu médico especialista antes de intentar realizar esta práctica, que aunque es muy peculiar, te podría funcionar.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"