Cuidado: el amor a veces te engaña

4- La creencia de la peor explicación: consiste en un argumento injustificado por propia conveniencia o un mecanismo de auto compensación a un amor no correspondido. En otros casos, se quiere a alguien porque ya no se tiene.

El profesor español dice incluso algo muy osado, pero totalmente coherente con lo expresado: cuando amamos, amamos a alguien que en realidad no existe. Dicho de otra manera: “inventamos” a esa persona.

Cuando se termina

Sin embargo, el engaño no aparece únicamente cuando nos estamos enamorando o ya estamos enamorando: también está presente cuando el amor y/o la relación se ha terminado e incluso puede ocurrir que surjan más creencias injustificadas.

En estos casos, el autoengaño toma otras formas:

-La falacia de Concord ocurre cuando se está tan involucrado emocionalmente que se llega a pensar que poniendo mayor esfuerzo es posible mantener la situación.

-El segundo momento ocurre cuando no se ha consumado totalmente el desamor y se crea confusión.

-El tercer momento llega cuando se ha terminado definitivamente la relación, pero no se acepta la situación.

Como una droga

En realidad, cuando hablamos de engaño, nos quedamos incluso un poco cortos, porque el enamoramiento constituye para el organismo un verdadero “golpe”.

Específicamente en el cerebro, el amor romántico provoca cambios similares a “volverse loco”, mostrando los indicadores mostrados por las personas que sufren de trastorno obsesivo-compulsivo.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"