Cuesta el mismo esfuerzo hablar mal que bien de los demás

En un grupo siempre está presente aquel a quien le fascina hablar de los demás, tratándose siempre de personas ausentes. Claro, nos referimos a que los comentarios sobre la persona que no está, siempre es de manera negativa, buscando resaltar sus defectos por sobre sus virtudes y criticar todo lo que hace. Hablar mal o bien de una persona supone el mismo esfuerzo, así que si no dirás cosas positivas o edificantes, los recomendable es guardar silencio.

¿Cuanto cuesta hablar mal de alguien?

Hablar mal de una persona implica un gran esfuerzo, mental por sobre todo. Imagínate buscar las cosas negativas de esa persona; debes estar muy atento a todo lo que haga mal, a lo que diga, como se vista, etc. Hacer una lista mental extensa de aspectos negativos, para que? para poder hablar luego con los amigos de esos detalles que crees que estas en la obligacion de hacer notar y ponerte en actitud de juez de las personas.

La cantidad de saliva que gastamos es la misma

A veces te empeñas en buscar más defectos que virtudes en una persona, como si hablar bien de alguien te llevara mayor esfuerzo. La realidad es que al hablar de forma positiva o negativa de una persona gastas la misma cantidad de saliva y el esfuerzo es el mismo. Si buscas siempre aspectos negativos, probablemente el problema no esté en el otro sino en ti mismo, ya que una persona con buena salud emocional no se centraría siempre en esos detalles.

No te salvarás de las críticas

Así como puedes pasar hablando mal del resto, también habrá quien hable mal de ti. No te esfuerces por querer agradar siempre, hagas lo que hagas, por más buena persona que seas, no te salvarás de las críticas. Un consejo, trata de no dar importancia a lo negativo que digan de ti, ya que lo único que conseguirás es perjudicarte emocionalmente. Intenta de no prestar mayor atención a personas que te rodeen cuando no sea para algo constructivo.

“La cosa más difícil es conocernos a nosotros mismos, la más fácil es hablar mal de los demás” – Tales de Mileto.

Las críticas, como tal, no se pueden evitar, pero sí podemos bloquear algunos detalles que las faciliten.
A continuación te brindamos 10 consejos que puedes incorporar a tu vida como una suerte de escudo ante personas negativas.

1- No trates de satisfacer al resto


No pierdas tu tiempo tratando de caer bien y complacer a todos, porque simplemente, morirás en el intento. Trata de satisfacerte a ti mismo, tu felicidad debe estar en primer lugar, lo que haga o diga el resto debe pasar a un segundo plano.

2- Hazte a un lado de personas que se la pasan criticando


No permitas que personas así se metan en tu vida. Lo único que harán es intoxicarte emocionalmente, por eso trata de ser selectivo con las personas de tu entorno. Ten en cuenta que si te habla mal de otros, probablemente tú también formes parte de su lista a quien criticar.

3- No te metas en problemas ajenos


Bastante tienes con los problemas en tu propia vida, así que no necesitas opinar y mucho menos tratar de resolver problemas de otros. Deja eso de lado y verás que te sentirás más relajado.

4- No te prestes a escuchar cosas negativas de otros


Una forma de no meterte en problemas ajenos es también evitando escuchar habladurías, que en nada te beneficiarán. Si alguien se te acerca a comentar los defectos de otros, trata de indicarle que a ti no te interesa mucho saber los problemas ajenos, ni chismes, ni cosas parecidas.

5- Trata de no contagiar al resto con tus enojos


A veces te encuentras en esos días que iniciaste con el pie izquierdo y todo es malo. Ten en cuenta una cosa, si tuviste un día difícil, trata de que sea sólo tuyo y no del resto. Lo mejor en estos casos es serenarte, dejar atrás los problemas y quedarte solo por un rato, eso ayudará a tranquilizarte y volver a tu estado normal.

6- No te ensucies hablando mal de todos


Métete en la cabeza esta idea, si hablas mal constantemente de alguien, no necesariamente convencerás al resto de que esa persona es mala, al contrario, dejarás en claro que para ti tiene mucha importancia lo que diga o haga ese sujeto. Por otro lado, solamente tú terminarás ensuciándote como persona al hacer eso.

7- Trata de ser noble y ganarte al resto


Ser una persona buena y noble, traerá paz y felicidad a tu vida. La gente deseará tu compañía porque encontrarán en ti una persona seria, honesta y por sobre todo, un amigo en quien confiar.

8- Ser una persona positiva


Si buscas algo en otras personas, trata siempre de que sean aspectos positivos. Intenta siempre resaltar mas las cosas buenas que malas en alguien, de guiarle por el camino correcto y así lograrás, no sólo hacer sentir bien a la otra persona, sino que tú también experimentarás una sensación de bienestar.

9- No juzgues sin saber


Mayormente es lo que hacen las personas, ante cualquier cosa que escuchan, terminan por juzgar quien es el “bueno” y quien el “malo”, cuando en realidad no son nadie para estar juzgando a otros.

10- Céntrate en lo tuyo


Lo mejor que puedes hacer es centrarte en lo que tú mismo hagas. Si opinas demasiado sobre vidas ajenas, probablemente más adelante termines por tragarte todo lo que has dicho.

No te esmeres demasiado en resaltar los aspectos negativos de alguien, dedícate hablar de manera positiva, ya que el esfuerzo es el mismo y además eso te engrandecerá. Como se ha mencionado anteriormente si te juntas con alguien que se pasa criticando a la gente de su entorno, tú tampoco quedarás exento de eso.
Evita a persona tóxicas y dedícate a vivir tu vida, no la del resto, practicando siempre principios y valores que en verdad te traerán paz y felicidad.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"