Cuando tus problemas emocionales te enferman físicamente

Tienes graves problemas en el trabajo, con largas horas de labor y un ambiente tenso… las discusiones con tu pareja no terminan y hay situaciones familiares que te preocupan. Simultáneamente, el maldito dolor de estómago que no no cesa, acompañado de diarrea y gases. Vas al médico, te practican innumerables análisis.
Todo sale bien, no hay ningún problema orgánico. El médico concluye que es un problema psicosomático y que en realidad estás somatizando tu problema.

Relación entre mente y cuerpo

Somatizar es expresar físicamente un malestar psicológico, de manera que el dolor y el malestar ocurren sin ninguna explicación médica que se pueda identificar. Los síntomas aparecen sin justificación, afectando negativamente la vida de quien los padece.
Al somatizar, los problemas psíquicos se transforman en síntomas orgánicos de manera involuntaria. Es un problema psicológico, sino la consecuencia de la relación entre mente y cuerpo. Las causas de estas enfermedades psicosomáticas pueden ser el estrés, problemas emocionales o emociones negativas. El ritmo de la vida diaria no favorece: la mayoría de las personas vivimos corriendo de un sitio a otro y eso solo ya produce mucho estrés. También son frecuentes los problemas emocionales (ansiedad, depresión, problemas familiares) y las emociones negativas (rencor, celos, envidia).


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"