Cuando los hijos son ingratos

A veces los hijos pueden ser desagradecidos con sus padres, en especial con la madre. Este artículo va dirigido a poder tomar consciencia sobre las consecuencias que puede traer el ser desagradecido.

Cuando los niños son pequeños, es algo que se puede perdonar y tratar de educar, pero de adultos, se espera que tengan una mayor capacidad de apreciar lo que sus padres les pudieron dar.

Nosotros acá no nos referimos a los padres que no han sido buenos, que han maltratado a los hijos o que los han abandonado.

Este artículo va dirigido a los padres que han podido cumplir el rol de ser padres, que no han sido perfectos, pero que sí se han sacrificado por sus hijos, que han luchado por darles más oportunidades y que, desgraciadamente, tienen hijos ingratos.

Para las madres que se han sacrificado, para las que han podido ser un ejemplo y para aquellas que en pro de un mejor plan familiar, han dejado de lado sus propias vidas, para que sus hijos tuviesen un mayor apoyo, el hecho de que sus hijos fueran ingratos, les es mucho más doloroso.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"