Cuando los celos son excesivos pueden indicar la presencia del trastorno llamado celotipia

“Si no te cela no te quiere”
Al principio de una relación, no se reconoce fácilmente cuando una persona es celosa por tres razones: la principal es que pueden llegar a disfrazar su inseguridad solo para quedar bien; la segunda razón es porque te hacen creer que hasta cierto grado de celos es normal usando frases como “si no te cela no te quiere”, y la tercera razón es que idealizamos a la pareja.

Cuando la relación va avanzando comienzan a aparecer los síntomas de una gran dependencia afectiva, baja autoestima y un rotundo temor al abandono.

Pero aunque lo principal en la celotipia es la inferioridad, la apreciación que el celotipico posee sobre sí mismo no es razón para querer controlarte de tal manera de privar tu libertad con respecto a relacionarte con otras personas o intereses diferentes a los de él.

Existen dos tipos de celotipia
Los celotipicos que son obsesivos llegan a obsesionarse por las cosas, sentimientos y momentos. La mayoría de las veces se dan cuenta de que su inseguridad es infundada pero no pueden evitarlo. En algunos casos es una forma de ocultar otro problema.

Y para todos aquellos celotipicos delirantes cualquier señal, gesto, comentario o mirada, aunque sea normal o sin significado alguno, puede llegar a despertar una idea de que hay infidelidad. Siempre están buscando pruebas que no hay, pero para ellos si existen.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"