Cuando fracases, aplica estos 5 pasos.

En la vida siempre habrá un ida y vuelta entre éxitos y fracasos, separados a veces por escasas.
Rendirte no es una opción aunque hayas pasado por innumerables fracasos o hayas visto a demasiadas personas fracasar en los mismo lo proyectos que tú decidiste perseguir. Para aprender en esta vida el fracaso es el mejor maestro, con él aprendemos a encontrar el camino para alcanzar el éxito. Mientras más veces caigas y seas capaz de levantarte, mas se irá fortaleciendo tu mentalidad.

Tim Harford mencionó en En el libro “Adaptarse: Por qué el éxito siempre comienza con fracasos“, “el éxito no llega por hacer las cosas perfectas, sino corrigiendo rápidamente tus errores”.

El fracaso no es una señal de incapacidad, solamente se lo debe considerar como algo que no resultó y punto. Debes estar listo para fracasar, en caso contrario tampoco podrás crecer. ‘’Si no tienes la disposición para fracasar, tampoco la tendrás para crecer’’

Lo que no debes permitir nunca, es que los experimentos que no te hayan dado resultados positivos se queden a vivir en tu cabeza. No es la mejor sensación, la sensación de fracaso es terrible así que no te quedes pensando en eso, no resolverás tus problemas. Sólo ten en cuenta una cosa, con cada tropiezo tuyo, siempre estarás un paso más adelantado que aquellos ni se han animado a intentar.

Para eso no existe ningún secreto, simplemente no detenerse y seguir adelante. Nosotros te ayudamos con estos detalles:

1. Tener una mente flexible

A veces tratas de mantenerte con un sólo plan para alcanzar el objetivo y las cosas no salen de la forma esperada, es en ese momento donde te sientes destrozado y optas por aferrarte a toda costa a tu plan original, ojo, que si eso pasa puede irte aun peor. En cambio si tu mentalidad es flexible puedes detenerte a pensar: “Tal vez no haya salido como quise, pero siempre hay otras opciones”, entonces en ese caso para ti salirte de curso será sólo una posibilidad más.

2. Solicitar ayuda

Nunca podrás ir por la vida totalmente solo, sin necesitar de alguien,cuando en algún momento se te pase por la mente tirar la toalla, deberás buscar ayuda en otras personas, que también pueden darte otras ideas. En algún momento te pudo haber sucedido que comentando tu problema, de la nada te surge una solución, en otro caso, cuando una persona te da la solución que ya habías pensado anteriormente, sólo que la deseabas escuchar de boca otros. No es porque haya en ti una indecisión, es porque por naturaleza somos así.

3. Recuerda el motivo que te impulsó

Todo proyecto tiene un motivo. Existen salidas para retroceder y la más fácil es abandonarlo, pero antes de pensar en eso debes recordarte qué te impulsó a iniciar tal camino, por qué es tan importante para ti.

No importa que con que razón lo hayas hecho, lo que importa es que recuerdes siempre cuál fue el motivo que te empujó a dar ese primer paso y por sobre todo, cómo te sentiste al haber iniciado tal proyecto.

Lo que deberías buscar siempre al realizar un proyecto es ver la manera de progresar y no de ser perfectos, porque siempre habrán detalles que mejorar para alcanzar eso.

4. Recupérate, toma impulso y vuelve a empezar

El fracaso no debe impedirte de probar hacer otras cosas, que el fracaso sirva para volverte aún más fuerte y con una mejor visión.
Recuerda que siempre hay más de una manera de llegar cualquier objetivo
No por eso el fracaso debería soportarse mejor

Tómate un tiempo. Con que sean uno o dos días ya estamos bien, lo importante es reflexionar sobre lo que hemos hecho, por supuesto descansar bien y volver a empezar.
Se dice que tanto el fracaso como el éxito deben tomarse de la misma forma, ya que ninguno es permanente. Generalmente luego de alcanzar una meta nos premiamos con un descanso pero…¿por qué no hacer lo mismo cuando fracasamos?. Por supuesto no como un premio sino como un tiempo para reflexionar.

5. Siempre tienes varias oportunidades para progresar

Oportunidades tendrás incontables veces, eso sin dudar. Lo que nunca debes hacer es pensar que un error será para siempre o que eso sucede por tus características como persona. Nada de eso importa, tú debes ser quien decida tus reglas de cambio. Debes recordar que en la vida a todos se nos aparecen los obstáculos.
Aprende a ser agradecido, todo lo que tienes o lo que te sucede son factores que te ayudarán a estar más preparado, a ser más fuerte y con una visión más clara.
Si realmente deseas el éxito, debes hacer cosas únicas, recuerda que: “bajo el riesgo siempre está la ganancia”. Debes arriesgarte, sin temer a caer en el fracaso. Un tropiezo puede ser un camino para llegar a la cima.

Fuente: https://lenguajecorporal.org/pasos-criticos-aplicar-fracasar/


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"