Cuando el peor enemigo de una mujer es otra mujer

¿Por qué afirmamos esta frase tan contundente?, porque lamentablemente es una realidad que toca vivir a las personas del sexo femenino. Sino que lo diga por ejemplo, Emma Alicia Paz Ayala, más conocida o mejor dicho bautizada como “Lady Coralina”, quien quedó descubierta mediante un vídeo que había hecho una de sus “amigas”, donde aparece ella besándose con un hombre que no era su futuro esposo, en su despedida de soltera. Es uno más de entre muchos casos donde una mujer es traicionada por otra mujer y lo peor de todo es que puede ser una amiga, compañera de trabajo, conocida, etc.

Todo el mundo sabe que la amistad entre mujeres no es imposible, pero tampoco es fácil(siendo honestas), puede que desde pequeñas hayan empezado siendo las mejores amigas, sin embargo luego terminan siendo rivales. Normalmente uno de los motivos más fuertes que las convierte en enemigas es la envidia, que casi siempre está relacionada con asuntos de chicos.

Por otro lado la amistad con los hombres es diferente. Sabemos que el hombre tampoco está libre de pecados en ese sentido, también pueden cometer las mismas travesuras que Emma y sus amigas, la diferencia está en que existen muy pocas probabilidades de que uno de los hombres entregue la cabeza de su amigo de la misma forma que hicieron estas chicas con Lady Coralina. Los hombres, por el contrario defenderían a su amigo “a muerte”, esconderían las evidencias, taparían todo lo que fuese necesario y dejarían en claro que ahí no ha pasado nada.

Lo que dice un especialista

El psicólogo, especialista en terapia cognitivo conductual Eduardo Covarrubias, también dejó su punto de vista acerca de estas realidades, por un lado la amistad entre mujeres y lo que sucedió con Emma, y por el otro lado, la fidelidad entre hombres: “Las amigas que dicen ser “amigas”, ¿realmente lo son? En el caso de Emma, aunque sus amigas lo nieguen, ¿por qué permitieron que fuera grabada? Por el contrario, con los hombres esto no pasa, son solidarios, se ‘cubren’ entre ellos y es como si no pasara nada.”

Para el especialista no hay ninguna duda, el peor enemigo de una mujer es ni más ni menos que otra persona de su mismo género. El psicólogo reafirma eso mencionando lo siguiente: “Las críticas más comunes por parte de una mujer hacia otra son: Si se enreda con alguien es una cualquiera, si sale de manera constante o le toca llegar tarde del trabajo es una mala madre por abandonar mucho tiempo a sus hijos y por si fuera poco, también es una pésima ama de casa. Si se pasa bebiendo mucho ya se ha convertido en una alcohólica; si es divorciada lleva el rótulo de ‘roba maridos’; si tiene un hermoso cuerpo es porque está operada”.

¿Por qué las mujeres tienen esa actitud con sus similares?

Definitivamente la mujer no tiene ese comportamiento porque odie a la otra persona con su mismo sexo. Más que un sentimiento de enojo, rivalidad o competencia destructiva, pasa más bien por un sentimiento de miedo e inseguridad de sí misma. Con relación a este punto el especialista mencionó lo siguiente: “Normalmente las mujeres que se expresan así de otras mujeres es porque tienen falta de amor propio, se ven afectadas con una baja autoestima, envidia y hasta con algunos toques sociópatas”.

Muchas veces la envidia entre mujeres se presenta como consecuencia de una baja autoestima. Es común pensar que otra mujer tiene lo que tú no y viceversa, eso significa que viven todo el tiempo haciendo comparaciones unas con otras, lo que termina perjudicando a sí mismas. Entre las mujeres hay una competitividad feroz y se pisarán unas a otras si es necesario.

Saber que les va mal a algunas, a otras las hace sentir exitosas. Por ejemplo ver lo gorda que quedó la vecina luego de su embarazo, a otras las hace sentir delgadas. Lo fea que es la amiga de su pareja la hace sentir hermosa o lo ignorante que es la compañera la convierte en una chica muy lista. En fin, son situaciones que a una mujer le hace sentir bien, pero todo va ligado siempre a defectos que tengan las otras mujeres.

Recomendación a las mujeres

La recomendación por parte del psicólogo Covarrubias a todas las mujeres es, alejarse sin dudar de las amigas que se expresan así de otras personas del mismo sexo: “Lo ideal es rodearse de gente que sume, que sea solidaria con otras mujeres, que se fomente la unión es lo que hace falta en nuestra sociedad.”

Una mujer debería tomar toda esa energía que invierte en criticar o perjudicar a su homóloga, que generalmente es por miedo, y convertirlo en una energía para poder alcanzar cosas positivas y lograr todo lo bueno que se proponga. Una mujer debería atreverse a ser ella misma, debería a prender a tomar sus propias decisiones y debería aprender de otras mujeres, pero claro, no llegar al punto de compararse. Se pueden criticar comportamientos, pero no a la persona y menos aún de manera insultante. Si una mujer se encuentra en una situación donde se esté denigrando a otra, hay que poner límites, aprender hasta dónde llegan el juicio y las opiniones hacia los demás.

Se puede decir que Emma no contaba con verdaderas amigas en un 100%. Una amiga te aconsejará con el objetivo de que seas feliz. Muchas veces te dirá lo que no quieres escuchar porque su intención es mostrarte la realidad cuando no puedes verla.

No todas las mujeres tienen ese defecto: Existen las que son valientes, luchadoras y libres. No prejuzgan, están libres de imposiciones, estereotipos y de envidias enfermizas. Rodéate de ese tipo de mujeres, de ellas hay algo importante que aprender. Tú tienes tu historia, tu camino, desafíos personales y un propósito. Ten en cuenta siempre que rodearte de este tipo de personas, traerán a tu vida bienestar y felicidad.

Deja de rodearte de personas tóxicas y verás cómo poco a poco irás cambiando tu forma de pensar. Recuerda que cambiar sólo depende de ti.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"