Cuando el manipulador no puede contigo, intenta manipular a tu entorno en tu contra

Y, por increíble que parezca, logrará convencer a muchos, una vez que tienen el objetivo de perjudicar a quien no cayó en su manipulación suelen ser grandes actores, hasta el punto de mantener la calma mientras la verdadera víctima pierde los estribos.

Quien está más nervioso transmite menos seguridad, así, la calma del manipulador engañará a mucha gente.

¿Cómo defendernos de las personas manipuladoras?

El primer paso es hacernos conscientes de que nos están manipulando. Existen unos derechos que son inviolables entre los que se encuentran:

– Derecho a ser tratado con respeto.
– Derecho a expresar tus sentimientos, opiniones e ideas.
– Derecho a establecer tus propias prioridades.
– Derecho a decir NO sin sentirte culpable.
– Derecho a defenderte de las agresiones externas, sean físicas o emocionales.

Mantener la distancia
Aprende a mantener la distancia (emocional) de seguridad, simplemente retrocede y mantente en una distancia adecuada que evita su aproximación estratégica. Nadie puede herirte sin tu consentimiento.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"