¿Crees que tu madre es tóxica? Chequea las características!

Ser madre es algo que se aprende por el camino y de la mano de los hijos. Aprender a amar sin que ese amor se vuelva opresivo y demasiado sobre protector, sino más bien, con la misma intensidad con que se le enseña a desplegar las alas y escribir su propia historia, es el reto al cual todas las madres se deben enfrentar.

Sin embargo, no todas comprenden las reglas del juego y creen que los hijos deben ser su propio molde y no el que ellos decidan ser. Las relaciones también pueden tornarse tóxicas con las madres. Te acercamos 5 típicos casos y te contamos cómo lidiar con ellas.

– Soberbia
Es el tipo de madres que asume que sus hijos no hacen nada bien si ella no participa de sus cosas. Si has alcanzado un logro importante por tu propio mérito, ella le resta importancia. No valora tu esfuerzo personal y si por algún motivo le das una linda sorpresa, simplemente dice que es lo que corresponde.

He aquí el mayor de los problemas: nadie se siente absolutamente conforme sin ese visto bueno de la madre que nos conforta. Si en la vida nos toca una madre con estas características, sufrimos, nos frustramos, crecemos siendo personas muy inseguras.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"