¿Crees que has cambiado mucho por tu pareja? Te damos las pistas para saber si eres una mujer mimética

Muchas mujeres, al enamorarse, pasan a centra y construir toda su vida en torno a su pareja. Necesitan asegurarse permanentemente de que están a la altura de las necesidades y expectativas de sus parejas. Viven buscando todas las maneras posibles de hacer feliz al otro, sumergiéndose de manera inconscientemente por completo en la vida de su pareja y olvidándose de ellas mismas. ¿Eres una de esas mujeres? Te contamos cómo identificar si eres una novia mimética y la clave para que lo evites.

¿Por qué se da este fenómeno? Una experta en parejas nos cuenta las razones

Al comenzar a salir y a enamorarte de alguien, eres un tu misma, una persona única diferente a cualquier otra con tus particularidades y peculiaridades. Tienes tus propios intereses, preocupaciones y, en definitiva, tu vida propia. Todavía no conoces bien a la otra persona, entonces, por supuesto que es normal que no sepas lo que se espera de ti y ni los deseos de la otra persona. Solo te queda la opción de ser tú mismo, que es siempre la mejor política.

Pero una vez que la relaciono se empieza profundizar se hace más fácil ver lo que necesitan y quieren de ti. Y es en este punto, cuando muchas mujeres terminan perdiéndose a sí mismas con tal de satisfacer al otro. Esto no sucede de manera consciente o por ningún tipo de coacción, sino que poco a poco se van amoldando de forma inconsciente según los deseos y expectativas de su pareja. Según la experta Mamen Jiménez, esto ocurre por buscar a toda costa la proximidad con la pareja:

“Hay personas que utilizan (conscientemente o no) la mímesis (imitar al otro) como una herramienta para atraer a la otra persona, para crear un vínculo más fuerte. Parten de la idea de que cuanto más me acerque a lo que le gusta, cuantas más cosas compartamos, más me querrá. También hay detrás un deseo de proximidad: hacer cosas típicas del otro es una forma de sentirse cerca de él o de ella.’’

4 señales de que eres una novia mimética

Cambias tus opiniones para evitar discusiones:

Seamos claros. Si sucede que tu pareja te abre los ojos a una forma nueva y diferente de pensar sobre algo de forma autentica, y tú de veras cambias tu opinión ¡Bien por uds! Pero si lo que en realidad sucede es que tiendes a dejar de dar tu opinión sobre cualquier tema con el simple objetivo de evitar discusiones o incluso de la noche a la mañana tienes nuevas visiones tanto políticas como morales para complacer al otro. Entonces claramente estamos hablando de sacrificio de la personalidad propia. No lo decimos nosotros, lo dice la famosa psicóloga Holly Parker.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"