Cosas que debes evitar durante el embarazo.

Cuando una mujer se entera de que será madre, solo tiene un propósito. Cuidar la salud de su bebé. Y con mucha razón, al sentir que se lleva dentro un ser que es una parte de ella misma, se conoce el verdadero amor.
Además de los cambios físicos y emocionales, las futuras madres deben de modificar completamente sus hábitos, tanto para el bebé que viene en camino como para el de ella misma.

Esos hábitos a tener en cuenta son:

Evitar consumir bebidas alcohólicas.

Se recomienda evitar completamente este tipo de bebidas, porque su consumo durante la gestación aumenta las posibilidades de que el embrión o (bebé) desarrolle enfermedades como el síndrome alcohólico fetal.
Según estudios, el consumo de alcohol de una mujer embarazada dañará al bebé, ya que el nivel de concentración de alcohol en la sangre en el feto es muy similar al que se encuentra en la sangre de la madre. Es decir que todo lo que consume la madre también lo recibe él bebé.
Pero lo más agravante de que el feto es más pequeño y está en desarrollo de órganos y cerebro en formación.
Según estudios realizados en la sociedad ginecológica y obstetricia (SEGO) lo ideal es obviar el alcohol antes, durante y después del embarazo (época de lactancia) ya que no se sabe con exactitud en que momento afecta más al bebé. Por lo que es mejor evitarlo del todo.

Fumar durante el embarazo.

Existen datos que demuestran que una madre fumadora tiene más riesgos de aborto, hemorragia vaginal, parto prematuro, entre otros. Además que afecta al peso del bebé, y esto afecta a su crecimiento normal.
También los bebes pueden nacer más irritables y padecer síndrome de abstinencia nace esperando recibir la misma sustancia que recibía por causa del tabaquismo de la madres.

Evitar consumir café, o bebidas con cafeína.
En el caso de los embarazos se recomienda reducir la cantidad de consumo de cafeína. Esta sustancia no solo se encuentra en el café, también está presente en el té negro o verde, y las bebidas gaseosas.
La ingesta de bebidas que contengan cafeína aumenta las contracciones y acrecienta el riesgo de padecer un aborto. Si eres amante del café una buena opción es remplazarlo por uno descafeinado.

Realizar viajes largos, sin consulta médica.

Si estas embarazada y tienes planeado unas vacaciones o un viaje largo, es recomendable que le pidas consejo a tu ginecólogo. Esto es para tomar las debidas precauciones en caso de que si lo puedas hacer como la vacunación.
El tiempo de gestación más seguro para viajar es hasta el segundo trimestre, pero si la mujer se encuentra en buen estado puede hacerlo hasta incluso un mes antes del parto.
Te comentamos también que hay compañías aéreas que solicitan un certificado médico a las embarazadas que desean viajar.

No exponerse a altas temperaturas.
Si estas en etapa de gestación, no es aconsejable tomarse baños con agua muy caliente, aunque relajan, estos hábitos provocan daños al bebé, no utilices saunas. Estas altas temperaturas producen excesiva vasodilatación, y mareos con desmayos.
Las embarazadas deberían de evitar que su cuerpo supere los 38,9°C, sobre todo en el primer mes de gestación. La alta temperatura puede afectar al sistema nervioso del bebé.
También evita exponerte demasiado al sol.

Evitar ejercicios fuertes.

Hacer ejercicios durante el embarazo es beneficioso para las mujeres, y también para el bebé. Pero estos no deben de excederse más de tres a cuatro veces por semana.
Solo debes limitarte en hacer los ejercicios de calentamiento, reduciendo la intensidad. No se recomiendan los ejercicios con pesas, con saltos, sentadillas abdominales, ni sacudidas bruscas. Tampoco deportes de contacto como el futbol, volibol o baloncesto.
Con una buena caminata frecuente será más que suficiente, y ayudará un parto exitoso.

Cuidado con los medicamentos que consumes.
El consumo de medicamentos inapropiados puede afectar el desarrollo del feto. Hay fármacos seguros de consumir como el (paracetamol), y los antinflamatorios como él (ibuprofeno). Estos medicamentos analgésicos pueden consumirse durante los seis meses de gestación, mas no en el último.
Los que tienen contraindicación indiscutible son los antihipertensivos y otras sustancias como las que contienen vitamina A (retinol).
En caso de que debes seguir algún tratamiento, debes consultar con tu ginecólogo para asegurarse de que no afecte el desarrollo del bebé.

Someterse a rayos X.

Las dosis que se emplean en las radiografías habituales no son tan elevadas como anteriormente pero lo adecuado es que no estés al alcance de estos activos. Una embarazada ni siquiera debería acompañar a alguien que vaya hacerse un estudio de rayos X.
Si es necesario realizarte estos estudios se aconseja algo alternativo o si es posible dejar los estudios para después del embarazo.

Alimentos que debes evitar durante el embarazo.
Durante la gestación se debe de evitar consumir ciertos alimentos que pueden llegar a dañar el crecimiento normal del bebé. Ingerir alimentos crudos o poco cocidos, están expuestos a ingerir las bacterias a las que están expuestas, y puede generar tipos de infecciones durante el embarazo y dañino a la vez.
Estos alimentos son:

Carnes, pescado y huevos, estos alimentos estando crudos pueden ser perjudiciales y causar intoxicación.
Productos lácteos, como la leche y el queso son pasteurizados. Pero si al comprar algunos productos debes fijarte en las etiquetas si son o no pasteurizados si no lo son debes remplazarlos por otros alimentos. Los productos no pasteurizados pueden causar intoxicación como la (listeriosis).
También debes evitar el consumo de pescados grandes, porque contienen mercurio. Al consumir pescado con esta sustancia química le puedes pasar al bebé, y esto puede causar daño cerebral y afectar la visión y audición del feto.
Si vas a consumir frutas y vegetales crudos se recomienda lavar muy bien estos alimentos.

No remover excrementos de gato.

Durante el embarazo está totalmente prohibido tener contacto con heces de animales como los gatos. El contacto con estos es muy riesgoso de adquirir una enfermedad llamada toxoplasmosis.
Y las consecuencias de esta enfermedad son: parto prematuro, problemas de crecimiento fetal, lesiones cerebrales y en la visión del bebé.

Cuando se trata de un embarazo, todo cuidado es más que necesario, ya que también se está cuidando la vida y la salud de un pequeño ser humano indefenso.
Es por eso que se debe tener en cuenta todas las indicaciones para que el embarazo llegue a buen término.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"