Conversaciones que puedes tener con tu pareja para saber si lo suyo va en serio

No todas las relaciones transcurren de la manera que esperamos, te entusiasmas, das todo de ti, para finalmente terminar en la nada porque la otra persona no decidió tomar las cosas con la seriedad correspondiente. Vivimos en un mundo donde existen todo tipo de personas, por ejemplo están las que todo lo toman en serio, las que no toman en serio nada, en fin, personas con distintas características posibles en el espectro. Lo bueno es que existen varios temas de los cuales puedes hablar con tu pareja antes de dar el siguiente paso, esto servirá para darte cuenta si es factible que la relación tome un curso serio y puedas evaluar con certeza en qué te estas metiendo.

Es importante que sepas que con tu pareja puedes hablar sobre infinidad de temas. Hacer esto te servirá para dos cosas de suma importancia, uno saber si la relación va por buen camino y dos, para definir si los enamorados están listos para dar el siguiente paso. Incluso en caso de no encontrarse listos, por haber ciertas diferencias, pueden arreglarlo poniendo sus condiciones, aceptando ambos el trato.


No te desesperes, tampoco es obligatorio hablar de miles de temas para poder detectar las intensiones de tu pareja, lo ideal es tomarlo con calma y centrarte principalmente en los temas que estaremos indicándote en este texto. Éstos son los 10 puntos que puedes tocar con tu pareja.

La familia

Involucrar a la familia en la relación, es señal de que la misma se está tomando con bastante seriedad. Es importante mencionar que no siempre una persona entra en confianza de buenas a primeras y comienza a hablar sobre su familia, las situaciones que viven, entre otros temas. Cuando ésto pase, te darás cuenta de que la relación va pasando a una etapa más seria.

Enfermedades, gustos y preferencias

Son temas que comúnmente salen a luz cuando inicias una relación, pero a medida que el noviazgo vaya poniéndose más serio, se entrarán en mayores detalles. Es importante que seas sincero/a con tu pareja. Dile qué cosas te gustan y qué cosas no, si tienes preferencias, por ejemplo religiosas, políticas, o si tienes alguna enfermedad o alergia que la otra persona desconozca. Pon todas las cartas sobre la mesa e inicien a partir de ahí.

La infancia

Este punto hay que tratarlo con mucha delicadeza, a veces puede que nuestra pareja tenga recuerdos que desee borrar de su infancia y no es lo ideal andar preguntando y preguntando sobre las situaciones, algunas difíciles seguramente, que le tocó pasar. Normalmente estarían hablando de momentos maravillosos vividos en la niñez, pero si la persona te toma confianza y decide contarte cosas que no ha contado a cualquiera, ¡felicidades!, estás yendo por buen camino en la relación.

Cosas que te den vergüenza o miedo

Claro, al iniciar la relación es normal estudiarse mutuamente, en algo se relaciona con lo que hemos mencionado arriba. Llegado un momento, si se supone que la relación es algo serio, tu pareja comenzará a expandir esa confianza hacia ti, tanto así que incluso comenzará a decirte algunos “secretos”, que no lo haría saber a cualquiera por vergüenza. En cambio ante ti dejará ese miedo de lado y te dirá sus verdades más íntimas.

Planes de cada uno

Hay que atender especialemente este tópico, porque este punto es uno de los más importantes. De hecho, tanto tú como tu pareja, seguramente tendrían proyectos a corto, mediano y largo plazo, por eso es importante que sepas que es lo que quiere realizar la persona que se encuentra al lado tuyo y viceversa. Hay que saber este tipo de detalles para poder ayudarse mutuamente a alcanzar sus metas y por qué no, unificar el proyecto y pelear ambos por el mismo objetivo. Vale decir que hay que tener mucha sinceridad cuando de planes personales se trata, ya que puede ocurrir que uno no esté dentro de ese plan y entonces deba tomar una decisión con respecto a la relación.

La sexualidad

Cuando comienzan a hablar sobre el tema referente a la sexualidad, es porque básicamente han entrado en confianza plena. Ten en cuenta que uno no habla de buenas a primeras de estos temas con la pareja, y mucho menos lo hace de manera tan abierta. Cuando entran en esta etapa, ya la conversación se torna sin miedo, cada uno cuenta sus intimidades, por ejemplo cómo le gusta hacer el amor, posiciones, cosas que pueden o saben hacer y cosas que les cuesta. Hablar de la sexualidad es fundamental, ya que de esa manera la otra persona puede ayudarte a superar ciertas dificultades en este aspecto.

El uso de anticonceptivos

Ya has hablado de muchas cosas, ya vas conociendo a tu pareja con mas profundidad, conoces mas luces y sombras, en pocas palabras, no hay nada que temer. Sin embargo, es importante que hablen y acuerden cómo cuidarse a la hora de las relaciones íntimas, por varios motivos. Lo mejor para ambos, ya que la cosa va de a dos, es elegir de común acuerdo un método que sea más cómodo, confiable y seguro.

Planes en pareja

Cuando ya hayan pasado un buen tiempo juntos, hayan superado barreras y estén convencidos de que la relación se ha solidificado, pueden comenzar a planificar la vida en pareja. Planificar objetivos a corto y a largo plazo, definir qué es lo mejor para la pareja, por ejemplo comenzar a formar una familia, viajar, vivir juntos, etc. No importa lo que elijas hacer lo importante es que haya un común acuerdo.

Aspecto Económico

En este sentido es de vital importancia que sean sinceros. Siempre es importante hablar con la pareja de este punto, ya que a veces pasamos por situaciones económicas no muy favorables, y más que un motivo de conflicto, debería ser un momento donde la persona que está con nosotros nos brinde todo su apoyo.

Tener tiempo a solas

Tener una pareja no significa pasar las 24 hs al lado de ella, no es obligatorio estar atado siempre. Cada uno de nosotros necesita siempre tener un espacio donde tengamos la libertad de hacer las cosas por cuenta nuestra, lo que no significa que no necesites a tu pareja. Dar un espacio de libertad a la otra persona es válido y saludable para la relación.

No te mates buscando con ecuaciones rebuscadas la respuesta, para saber si tu pareja quiere algo serio o no, es simplemente hablar de manera sincera, superar barrera juntos, plantearse objetivos. A medida que vaya pasando el tiempo, irán ganando experiencia y, por ende, madurando.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"