Consumir fructosa ¿es recomendable para los diabéticos?

La cantidad de personas que sufren de diabetes ha aumentado de manera considerable en las últimas décadas, y esto es algo a nivel mundial. Sin duda es el resultado de esos cambios en el estilo de vida que se han dado en los últimos años, que principalmente tienen relación con el sedentarismo. Por un lado, la escasa actividad física, que por lo general tiene relación con algunas tecnologías creadas para una mayor “comodidad”, y por otro lado, la mala alimentación. Hay que recordar que por la acelerada rutina, muchas veces las personas optan por las comidas rápidas y poco alimenticias.

Normalmente cuando una persona descubre que es diabética y no sabe cómo manejar esa situación, lo primero en lo que piensa es en los alimentos, es decir, cuáles puede comer de manera normal y cuáles son los que debería reducir en su dieta. En ese sentido existen dudas sobre la fructosa, que es el azúcar encontrado en las frutas, vegetales y miel. Pues bien, para aclararte ese punto aquí te contaremos más sobre la diabetes y sobre el consumo de fructosa para un diabético:

¿Qué es la diabetes?

Primeramente hay que saber qué es la diabetes, ésta es una patología de tipo crónica, que básicamente consiste en que el azúcar no es correctamente sintetizada por el organismo debido a que la insulina no funciona de manera adecuada. Esta hormona, llamada insulina, se encarga del metabolismo del azúcar dentro de nuestro cuerpo, ya que su trabajo principal es hacer que el mismo penetre dentro de las células y sea utilizada como energía para cada proceso del organismo.

El principal órgano afectado en ese sentido es el páncreas, ya que es el que se encarga de fabricar la insulina. La diabetes se produce porque este órgano no genera dicha hormona o nuestro organismo no la usa como debería, haciendo que los niveles de azúcar en la sangre funcionen de manera irregular y si no son controlados de manera adecuada, puede llegar a producirse una hiperglucemia, generando así daños casi irreparables en nuestro organismo.

Dos tipos de diabetes

· Diabetes tipo 1: Este tipo generalmente comienza a manifestarse en los primeros años de vida, puede tener lugar en la infancia o también en la adolescencia. En este caso el páncreas no puede fabricar la cantidad necesaria de insulina para la asimilación del azúcar en la sangre, pues para que eso pase, es necesario introducir al organismo esta hormona de manera diaria. Aún no se conoce con exactitud el motivo de su aparición a tan corta edad.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"