Consejos para que los conflictos de pareja no acaben con tu relación.

Para nadie es un secreto que la vida en pareja es muy complicada, que la convivencia con una persona totalmente extraña a ti, con otras costumbres, criado de forma diferente, en cualquier tipo de circunstancias, puede ser algo muy agotador en el día a día de cualquier persona. En este sentido y con el fin de que puedas tener una mejor relación, para que esta no se acabe por malos entendidos y conflictos, pero sobre todo para que tu media naranja no termine convertido en tu medio limón, te daremos algunos consejos en pro de mantener una relación sana y duradera a través del tiempo.

Estos consejos te ayudarán mucho y podrás aclarar tu mente sobre todo en esos momentos de furia.

Partamos del hecho que las relaciones maduras deben basarse en la racionalidad y el amor que sienten uno por el otro, sin dejar que la ira que nubla nuestros pensamientos en el momento, se apodere y terminemos ofendiendo a quien más queremos, porque en algunas ocasiones podemos ser muy destructivos con lo que decimos y esas discusiones causan heridas muy profundas que tienden a empeorar con el tiempo.

En este breve artículo te compartimos los puntos clave para que las diferencias con tu pareja no te hagan terminar con esa historia de amor que construyes a diario en tu vida.

CONSEJOS QUE DEBES SEGUIR:

ESCUCHA CON ATENCIÓN Y RESPETO

Esto aunque no lo parezca es lo que menos hacemos las personas, la gran mayoría hablamos más de lo que escuchamos, y es de sabios escuchar; hasta nuestro modelo biológico lo sugiere, pues tenemos dos oídos y una sola boca, deberíamos escuchar en una proporción doble a la que hablamos, pero generalmente ocurre todo lo contrario, así que antes de suponer lo que pasó e ir directamente a atacar a tu pareja con reclamos, escucha sus argumentos. En ocasiones las cosas no son lo que parece, o fueron las circunstancias las que lo condujeron a actuar de esa forma.

Por eso siempre es recomendable que escuches con atención su punto de vista, respetes sus decisiones y valores todos los detalles de la información que te presenta.

HABLEN

Ten siempre presente que la comunicación efectiva es la base del éxito en cualquier tipo de relación y la sabiduría popular no es ajena a esto, eso de que “Hablando se entiende la gente” es muy cierto y adecuado en todas las relaciones y aspectos de la vida. Y es que en el punto anterior te dijimos que lo primordial es escuchar y respetar a tu pareja, sin embargo también debes expresar lo que no te gustó o el porqué de tu enojo, aquí el suponer o asumir es un gran error, pues los dotes de clarividente y adivino son poco común en las personas y si queremos que las cosas fluyan de la forma correcta en ambas direcciones y no en una sola, para que la balanza no se incline a favor de nadie, no solo debes escuchar, sino también tener la capacidad de expresar en forma efectiva lo que estas sintiendo.

DATE ESPACIO PARA ESTAR TRANQUILA

No te des el lujo de que los argumentos mal planteados y la ira te perturben más de lo normal cuando estas enfadado, y es que las palabras muchas veces pueden doler y herir más que la violencia física, y el rencor con el que las decimos, puede empeorar la situación. Esas heridas quedan para siempre en nuestros corazones porque hay palabras más cortantes que el filo de una espada.

Por eso en estos casos lo mejor es que te alejes un momento, date un espacio para pensar en la situación y en lo que te dijo. Relaja tu mente y muy seguramente con la cabeza fría, podrás pensar en una mejor solución al conflicto que te agobia.

Lo más recomendable es que puedas dar un paseo por el parque, hagas algo de ejercicio, te recuestes un momento, o realizar una actividad en el hogar, en fin generar un factor de distracción para que tu mente no siga agrandando el problema.

NO MANIPULES

Esta es una actitud muy ruin y de lo peor que puede hacer nuestra pareja con nosotros, porque aunque esa persona con la que peleas te ama y daría todo por ti, no es justo que tú la termines manipulando y la hagas actuar como tú deseas.

Y es de humanos equivocarse pero de sabios reconocer el error, así que si fuiste tú quien se equivocó, acepta tus fallas y aprende de ellas; una persona madura es capaz de saber cuándo se equivoca y tratar de remediar esa acción. Por lo tanto siempre pedirá perdón cuando falla y hará todo lo posible porque esa situación no se vuelva a repetir.

PERDONA DE CORAZÓN

Quien dijo que perdonar era de almas nobles tenía toda la razón, pues esto es verdaderamente difícil, más aun cuando la falla de tu pareja ha sido muy dolorosa, pero por el amor que le tienes y por su verdadero arrepentimiento estás dispuesta a perdonar y seguir adelante con su relación, debes hacerlo de corazón y no a medias tintas porque así no funcionará y solo lograras postergar lo inevitable, ¡una separación¡.

Disculpa ese corazón y con el alma, pon toda tu energía para que el amor vuelva a dejar sobre la desconfianza y el rencor.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"