Conoce que son las varices y todos los tipos que hay

Las varices van más allá de ser solo antiestéticas, son síntoma de que pueden venir complicaciones de salud mayor si no se les otorga la atención requerida. Lo mejor es tomar medidas y prevenir su aparición.

Las insuficiencias venosas periféricas, o mayormente conocidas como varices, son dilataciones de las venas que no logran cumplir su función de trasladar la sangre de retorno al corazón por diversas razones. La sangre tiende a acumularse en las venas y causa que se dilaten por la retención generando molestias y dolores constantes en las personas.

Las varices aparecen cuando las venas logran ser afectadas por algunos factores físicos que deterioran su funcionamiento, varias de las causas pueden ser la exposición a trabajos que exigen pasar muchas horas de pie, el no realizar actividades físicas, la obesidad, la edad avanzada y algunos factores ya sean hereditarios u hormonales.

Generalmente se implementa el término para las apariciones de las venas en las piernas, pero lo cierto es que van más allá de esa zona, las varices pueden aparecer en diversas zonas del cuerpo humano y estas según sus características y nivel de afección a la salud han sido divididas en 4 tipos.

Varices grado I o varículas: se logran visualizar en algunos sitios a través de la piel, las venas de color violáceo, en ocasiones presentan forma estrellada, y se denominan arañas vasculares. Mayormente son problemas estéticos, en algunas personas generan pesadez y cansancio en las piernas.

Varices grado II: las venas se hace más visibles, dilatadas y tortuosas. Estas generan calambres, hormigueo, dolor, sensación de calor o picores y escozores.

Varices grado III: las venas presentan mayor dilatación y son más tortuosas. Se presentan los síntomas del grado anterior en aumento y aparece la hinchazón, edemas y un cambio en el color de la piel.

Varices grado IV: aparecen las ulceras y zonas eczematosas, aparte de continuar con las afecciones de los grados anteriores, este grado es difícil de tratar pues las ulceras pueden infectarse con facilidad.

Entre las diversas recomendaciones para prevenir la aparición de las varices destaca entre lo más primordial evitar la obesidad, realizar ejercicios físicos de forma diaria, no utilizar la ropa muy apretada pues complica la circulación de la sangre, variar la postura constantemente, no permanecer de pie mucho tiempo o estar sentado con las piernas cruzadas, evitar rascarse y limpiar el cuerpo constantemente.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"