Conoce los beneficios del agua de avena. ¡Aprende a prepararla en casa!

Uno de los grandes cereales que nos ha regalado la naturaleza es la avena y una de las mejores formas de consumirla es haciendola soluble en agua, porque el agua de avena es rica en fibra, nos sacia a la vez que nos ayuda a bajar de peso. Es ideal para evitar la ansiedad por los dulces

En esta oportunidad te contaremos cuáles son los beneficios del agua de avena y cómo prepararla.

¿Por qué es bueno consumir agua de avena?

Esto se debe básicamente sus propiedades ya que posee gran cantidad de fibras, más que cualquier otro grano o cereal. Esto se traduce en muchos beneficios para nuestra salud como, por ejemplo, reducir la presión arterial elevada, mejorar los problemas estomacales y gástricos, bajar de peso y tratar patologías cancerígenas.

Es muy común utilizar el agua de avena para limpiar el canal intestinal y purificar el torrente sanguíneo. Es útil tanto para prevenir como para curar variadas dolencias, porque proporciona bienestar general en el cuerpo, sobre todo en el aparato digestivo y excretor. En el caso puntual de los intestinos, sirve para lubricarlos, ayudar a expulsar las toxinas y beneficiar al organismo.

Es muy recomendable para la salud beber el agua de avena por las mañanas, de preferencia en ayunas. Luego, podemos tomar una segunda ración al mediodía antes del almuerzo y otra más por la noche, antes de cenar. Esto hará que te sientas más satisfecho y no con un apetito voraz que termina cualquier platillo en cuestión de segundos.

Para lograr mejores resultados al consumir agua de avena, muchas personas indican que antes es preciso realizar una rutina de depuración general de cuerpo, que dura una semana aproximadamente. Luego, se puede beber como se ha indicado antes.

Usos y beneficios del agua de avena

Entre los principales podemos destacar las siguientes aplicaciones y ventajas del agua de avena:

Reducir los niveles de colesterol en sangre, al limpiar las arterias.

Estabilizar los niveles de azúcar en sangre, ya que brinda saciedad sin aumentar la producción de glucosa.

Bajar el riesgo de padecer cáncer, sobre todo de colon, porque no permite la acumulación de toxinas en el intestino.

Reducir la hipertensión arterial, al igual que ocurre con el colesterol, al limpiar la sangre.

Ayudar a una buena evacuación intestinal, ya que mejora la flora y evita el estreñimiento.

Contribuir a bajar de peso, debido a que aporta saciedad y permite ir al baño regularmente.

Mejorar el rendimiento en el deporte, siendo un complemento ideal para los atletas o los que hacen ejercicio (si se bebe un vaso de agua de avena una hora antes de empezar el entrenamiento).

Además puede mejorar la calidad de sueño, lo que convierte al agua de avena en un remedio casero contra el insomnio.

El agua de avena para adelgazar

Hoy día la mayoría de las personas que consumen agua de avena lo hacen por la capacidad de este líquido para bajar de peso. Todo es gracias a la cantidad de fibra que se consume con un simple vaso de esta bebida.

Esta a su vez, presenta un bajo contenido en calorías, grasas y azúcares, lo que proporciona una menor ingesta de cosas dulces, por lo que es perfecta para cuando hay mucha ansiedad por los postres o las golosinas.

Y es que es muy común que las personas que hacen dieta suelan pasar hambre. Esto no está bien, pero es lo que ocurre. La buena noticia es que el agua de avena brinda saciedad durante horas y evita los típicos ruidos en el estómago cuando queremos comer.

Recetas para hacer agua de avena

Todo depende de los gustos, si quieres consumirla sola, hazlo a la hora del desayuno (antes de comenzar, es decir, en ayunas). Puede formar parte de preparaciones tales como batidos, galletas, salsas y sopas.

Receta N° 1 de agua de avena:

Ingredientes

3 tazas de agua.

1 taza de copos de avena.

4 cucharaditas de miso de cebada.

Preparación

Hierve el agua sola. Retira del fuego, añade los copos de avena y deja en remojo durante 30 minutos. Añade la cebada y mezcla bien. Ya está lista para consumir. Si quieres, la puedes filtrar y pasar a un recipiente de vidrio.

Receta N° 2 de agua de avena:

Ingredientes

1 taza de copos de avena.

cinco tazas de agua.

dos cucharadas de miso de cebada.

Preparación

En este caso, vamos a hervir la avena. Coloca el agua a hervir y cuando rompa el hervor añade la avena. Cocina durante diez minutos. Retira la olla del fuego y deja que se enfríe a temperatura ambiente. Añade el miso y remueve bien. Cubre el recipiente con un paño y deja reposar durante toda la noche. Por la mañana, vierte en la licuadora y mezcla bien. Se debe consumir frío en ayunas.

Receta N° 3 de agua de avena:

 

Ingredientes

1 vaso de agua (200 ml).

1 cucharada de copos u hojuelas de avena.

miel, azúcar orgánica, canela o stevia (un endulzante a gusto).

Preparación

La última opción lleva un endulzante natural. Realiza esta receta por la noche y, si quieres más porciones, multiplica las cantidades de los ingredientes. Coloca la avena en el agua y luego el endulzante. Deja reposar toda la noche y bebe por la mañana en ayunas, ya sea fría, tibia o caliente, como más te guste.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"