Confirmado! Mentir daña la salud

Mentir afecta negativamente a la salud física y mental. Dolor de cabeza, problemas de garganta, estrés y tristeza.

Estos son los efectos para la salud, tanto física como mental, de no decir la verdad, según concluye un estudio dirigido por la profesora de Psicología de la Universidad de Notre Dame (Indiana) Anita Kelly.

La honestidad no solo es sinónimo de buenos valores, sino de una buena salud: “Decir la verdad mejora la calidad de las relaciones personales y estas, a su vez, mejoran la calidad de vida”, como ya se había demostrado en otros estudios psicológicos, según explicaba la investigadora durante la presentación de los resultados en el congreso anual de la American Psychology Association.

Las mentiras están relacionadas con la segregación de las hormonas causantes del estrés, el aumento de la frecuencia cardíaca y la presión arterial.

Unos procesos que reducen los anticuerpos para combatir las infecciones en sangre y que, si se prolongan en el tiempo, acaban causando desde dolores de espalda y cabeza, hasta problemas menstruales e incluso infertilidad.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"