Con amigos envidiosos no te hacen falta enemigos; depurar amistades también es saludable

Tener una amistad es una experiencia grata para el ser humano, siempre existirá alguien con quien tendrás cosas en común y pasarás buenos momentos.

Pero no todo es bonito, hay amigos que en realidad son personas muy envidiosas y negativas; la envidia que parte de un amigo, es una de las más tóxicas, porque pocas veces será reconocible, nadie se siente orgulloso de sentir envidia y mientras pueda evitar ser descubierto, mejor.

La envidia se presenta como un sentimiento de tirria, disgusto, celos y muchas veces odio, por lo que otra persona ha conseguido sea un bien material, alguna forma de vida que genere plenitud o incluso solo el hecho de que esa persona sea feliz, quien es propio del sentimiento de envidia se siente con cierta limitación para conseguir lo que la otra persona tiene.

Pero cuando es el caso de los amigos, ellos por lo general tienen cierta influencia en nosotros, son libres de opinar o de intentar ayudarnos a resolver algunas cosas, y consciente o inconscientemente, podrían estar arruinando nuestras acciones por sus malos deseos ocultos.

Por ejemplo, cuando un amigo trata de “ayudarnos” dándonos un consejo que no resulte tan bueno para nosotros. Aunque es cierto que nosotros somos los que decidimos, de alguna manera esas malas energías nos afectan.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"