¿Cómo superar una ruptura amorosa? La ciencia encontró la respuesta

Una persona inicia una relación con alguien y si la cosa va en serio por lo general se espera que esta dure para toda la vida. Pero hay veces que las cosas no salen como esperamos por A o B motivos y todo se acaba, a veces en buenos términos y otras veces la cosa acaba muy mal, lo que hace que la experiencia se vuelva traumática. En estos casos la persona acaba confundida, decepcionada y termina diciendo a todos que no desea volver a enamorarse.

Esta es una actitud bastante normal ya que es la resultante de nuestro propio sistema de autodefensa que busca protegernos de ideas que nos lastiman, hasta que lleguemos a sanar y olvidar tal acontecimiento. Recuperarse del fin de una historia de amor suele llevar su tiempo y más aún si esta acabó mal, el tiempo de recuperación puede ir desde meses hasta incluso años. Esto dependerá de cada persona, del apoyo que reciba de sus amigos o familiares y de cómo reacciona ante la situación y su capacidad para asimilar las cosas.

Según Jo Hemmings, la psicóloga conductista y experta en relaciones de pareja, cuando una relación de pareja acaba en malos términos, la mujer tiende a pasar por cinco etapas.

Negación: Esta etapa corresponde al rechazo de la situación que acontece, como si se tratase de un sueño o un simple error. Algo que en un tiempo breve volverá a la normalidad. Negando la realidad por el simple hecho de no poder visualizar una vida diferente a la que llevaba estando en pareja.

Ira: Le invade una rabia en contra de la expareja y busca cualquier defecto o error para aferrarse a ello y hacer de ella un motivo que justifique la ira o el resentimiento de la cual es presa para de esa manera no sentir culpa.

Negociación: Cualquier acercamiento le resulta válido, ya que no puede retomar la posición que ocupaba anteriormente, se conforma con otro puesto. Pero esto no necesariamente significa tener un contacto sexual o de romance, bien puede tratarse de una amistad. A veces puede ser la vía para un “recomenzar”, al menos esta es la idea.

Depresión: Cuando es evidente que las cosas no están saliendo como se desea, es cuando la frustración se apodera de nosotros. Esto afecta mucho a nivel personal ya que surge la idea de que las cosas no se consiguen porque como personas no valemos nada. No es fácil pensar que somos un recuerdo enterrado cuando en un momento hemos sido todo en la vida del otro.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"