Como seguir adelante si te sientes sola

Comenzar de nuevo, después de una ruptura es un proceso que tomará tiempo. Sanar las heridas del desamor es parte de un duelo afectivo en el cual aprendemos a desprendernos de aquello que nos causó dolor y nos damos un tiempo de recuperación para volver a empezar. Todo será cuestión de tiempo, pero nunca demasiado. Salir del duelo es un desafío en el cual la soledad siempre está presente y quizás la cuesta arriba te resulte más pesada, pero todo depende de ti. Dejarlo todo en manos del tiempo y aprender a enfrentar la experiencia de angustia, es el camino indicado para salir adelante.


Es inevitable que la tristeza y los recuerdos te invadan. Todo se torna gris allá cuando pensabas que estabas saliendo del pozo. Es normal que tu estado de ánimo sea oscilante, será una angustia que va, regresa y se vuelve a ir. No te preocupes, pasará.Debes aprender a sortear las dificultades que se te irán presentando. Es recorrer los puentes de la angustia, pisando entre los fangos de tristezas para después sentir las añoranzas y finalmente dejar que se diluyan en el tiempo.

Debes animarte


Recuerda que, si sientes el sinsabor de la soledad, no será eterno y sobre todo busca apoyarte en las personas que te aman, ellos no dejarán que te sientas sola. Rodéate de tus seres queridos, tus parientes tus amigas, cuenta con el afecto de los que te aman, eso te reconfortará.
No dependes del otro para encontrar la felicidad. La respuesta de esta búsqueda hacia la felicidad está dentro de ti. No siempre es cierto que uno necesita del otro para ser feliz. Es en estos momentos en que debes aprender a escucharte, a comprenderte, a dedicarte a hacer esa búsqueda interior de ti misma. En algún lugar está la fuerza y la seguridad que necesitas sentir para salir adelante y será un proceso de introspección que solamente tú podrás realizar para recuperarte. Solo si aprendes a amarte y a darte ese valor a ti misma que necesitas te recuperarás.
Disfruta de esas actividades de las que puedes sacar provecho gozando solo en tu compañía: algún paseo, un proyecto que deseas hacer hace tiempo y no lo puedes concretar, quizás este sea el momento.
Se trata de que hagas el ejercicio de mantenerte activa y de tener tu mente ocupada para no darte ningún espacio para pensar en las cosas que puedan hacerte daño.
Hay personas a las que les por ejemplo, encanta cocinar y en este tipo de circunstancias, la cocina se convierte en una suerte de catarsis para liberar las tensiones y de paso hacer lo que más les gusta.

Cuida mejor de ti


Dedicarse a uno mismo es algo que deberíamos tener siempre en cuenta. Aprender a distribuir nuestro tiempo de la mejor manera posible, de manera que nos quede espacio para aprovechar unos momentos útiles para nosotros. Así como nos ocupamos del trabajo, la casa, los compromisos, hay un tiempo que debe ser solo nuestro. Aprendemos a valorarnos mucho mejor. No podremos buscar un nuevo camino para nosotros sino nos tomamos el tiempo para dedicarnos a nuestras propias inquietudes.
Tu salud es primordial. Debes tener en cuenta de que para liberar las tensiones una de las recomendaciones es comer sano. Una dieta liviana y nutritiva te ayudará a liberar el estrés que te generó la situación de angustia por la que has atravesado. También es cierto, que esta situación es terreno propicio para la formación de enfermedades gástricas que pueden afectarte seriamente.

Los cambios de ambiente y de look son beneficiosos


Es importante que en el afán de reconstruir tu vida y salir adelante, te permitas un cambio de imagen. Muchas veces un corte de cabello nuevo, teñirse o renovar el guardarropa son algunas opciones que nos permiten sentirnos mejor. La sola sensación de sentirnos renovadas, de producir un cambio en nosotras, es un camino para poder salir de esta etapa difícil.
Un viaje. No es mala opción hacer las maletas y cambiar de aire. Organiza con tus amigas algún paseo, un viaje a algún lugar que desees visitar. Disfruta de ese paseo que te reconfortará. Cambiar de aire, de ambiente, es una forma de alimentar el alma y renovar la mente y el espíritu.

No contengas tus emociones


Cuando se atraviesa por un duelo, es importante que no te contengas las ganas de llorar. Las lágrimas limpian el corazón y te vacían de la tristeza poco a poco. Mostrar las emociones no es malo, al contrario, es liberador aprender a deshacerse del dolor.
Debes tener en cuenta de que todo tiene su tiempo, tampoco es beneficioso que vivas lamentándote por lo que no has logrado, por el amor que se fue, se trata de encontrar un equilibrio entre aprender a soltar lo que te provoca dolor, liberarte de las cargas y permitirte dejar ir tus emociones hasta que sientas que has vuelto a ser tu misma. Que la angustia no dure demasiado tiempo, ese será un ejercicio que irás trabajando poco a poco.
Dicen que los abrazos tienen el poder de sanar, si damos paso a esta aseveración, busca la contención necesaria en tu entorno familiar, tus seres más queridos, tus amigos, ellos no te dejarán sola y el afecto continuo será vital para la sanación que tu alma necesita.


La soledad se combate con el ejercicio diario de aprender a arrancarnos las cargas de encima, de llevar adelante un trabajo permanente que nos permita caminar hacia adelante despojándonos de la pena paso a paso y aprendiendo a mirar solamente hacia adelante. Si giramos la cabeza para atrás, que sea para revisar nuestros errores y tomar nota de cómo actuar para cuando el asfalto se nos vuelva a quebrar.
Sobre todas las cosas ámate. No podrás amar a nadie más si no haces la prueba de quererte a ti misma.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"