Como sacarse años de encima, ¡científicamente comprobado!

Sabemos que el paso del tiempo es inevitable, y aunque parte de esto depende de la genética, son las decisiones que tomamos a lo largo de la vida las que tienen una fuerte influencia en nuestra apariencia. Muchas veces vemos a personas que aparentan ser mayores a la edad que tienen ya que no adoptan hábitos saludables que ayuden a prevenir el envejecimiento prematuro.

Todos estamos expuestos al paso del tiempo, prevenir los signos del envejecimiento resulta mucho más fácil que reducirlos. Por eso, en lugar de esperar a que aparezcan, lo mejor es empezar a actuar antes, para así de esta manera lograr que el impacto negativo de los factores que los provocan sea mínimo, por lo que aquí te dejamos algunas recomendaciones

DESCANSAR BIEN

La falta de descanso es una de las principales causas de las ojeras, y además está asociada a un deterioro general de la calidad de vida.

Es durante las horas de sueño que el cuerpo segrega las sustancias que apoyan la regeneración celular que mantienen la piel más joven y vital. Al no dormir estas impidiendo esta actividad y a mediano o largo plazo se verá reflejado en tu cuerpo.

Dormir 7 o más horas al día, sin interrupciones, le permite al organismo repararse de forma adecuada, de acuerdo con el Dr. Casciari, fundador del laboratorio de investigación del sueño en el hospital St. Joseph y así tener un menor riesgo de desarrollar signos antiestéticos como las ojeras y las bolsas.

Estudios de Científicos de la Universidad de Washington revelaron la relación que existe entre las horas de sueño y el sobrepeso. Comparó las horas de sueño de gemelos y su peso, y se apreció que aquellos que dormían 9 horas y mas durante la noche tenían un menor índice de masa corporal a sus hermanos que dormían menos.

Dormir boca abajo y con la cara sobre la almohada puede estimular a la aparición de arrugas. Podrías reemplazar la funda de la almohada por una funda de seda, que no deja marcas en el rostro.

Así que si sientes que estas más cansado que lo normal, o tienes problemas para concentrarte , o has subido de peso de manera repentina puede que no estés durmiendo la cantidad de horas que deberías.

Cuidar la piel

El cuidado de la piel es fundamental, entre los cuidados a tener en cuenta están mantener la hidratación, no usar tanto maquillaje, protegerla del sol.

La hidratación de la piel es clave para mantener su buen aspecto.

El agua no solo la hidrata, sino que ayuda a eliminar toxinas y mantener el cutis sano. El agua ingerida mantiene la piel hidratada, de adentro hacia afuera.

No se puede decir una cantidad exacta de agua que deberíamos beber pero podríamos tomar como regla general, beber unos dos litros de agua al día, y aún más en lugares con climas muy cálidos, para compensar la sudoración, en climas fríos el uso de la calefacción de forma excesiva es otra causante de deshidratación ya que absorbe el aire fresco del interior de la casa causando un ambiente seco, por lo que la piel tiende a resecarse. Se recomienda mantener la humedad de la casa en un 40% o 60%, de manera que el ambiente sea fresco y agradable para la piel.

Otra forma de hidratar la piel es ingiriendo frutas y verduras, especialmente las que tienen un alto contenido en licopenos y betacaroteno, como los tomates rojos, la sandía o las zanahorias. Este tipo de alimentos ayudan a preparar nuestra piel ante el sol.

Los rayos UV del sol son la principal causa del envejecimiento prematuro de la piel y muchas de las afecciones cutáneas.
Si bien el sol es bueno para la salud ya que aporta muchos beneficios tanto físicos como emocionales, activando la circulación, fortalece los huesos, ayuda a reforzar el sistema inmunológico, mejora el estado de ánimo, combaten la depresión, etc.

Sin embargo, los rayos UV del sol son la principal causa del envejecimiento prematuro siendo el responsable de muchas afecciones cutáneas ya que daña las fibras de colágeno y causa una producción excesiva de fibras de elastina anormales. El mecanismo de defensa de la piel intenta compensar estos efectos con la formación de fibras denominadas “cicatrices solares”, que generan arrugas y depresiones cutáneas.

A veces resulta inevitable estar alejado del sol, Por lo que es imprescindible protegerla con productos de protección solar, renovarlo de forma periódica aplicando el producto cada cierto tiempo así como utilizar sombreros, gorras, gafas de sol y prendas ligeras y transpirables que nos permitan cubrirla en las zonas más sensibles como rostro nariz, parpado, pecho.

Los daños que causa el sol en las capas superficiales y profundas de la piel no siempre se notan de inmediato, pero con el tiempo suelen ser bastante visibles. Además, está demostrado que también influye en el riesgo de cáncer de piel.

El aceite que se encuentra en la mayoría de los productos cosméticos obstruye los poros y produce brotes. Por eso, el uso excesivo de productos con alcohol, fragancias y otros químicos puede irritar y causar deterioro permanente en la piel por lo que el uso del maquillaje también es otro punto a tener en cuenta

También es bueno realizarse con regularidad algunos tratamientos de belleza que permitan mejorar los resultados anteriores para garantizar una piel libre de impurezas e imperfecciones, eliminar las células muertas a través de procedimientos de expoliación , tonificar y brindar una hidratación profunda con productos de uso externo que nutren la piel y estimulan la reparación celular para disminuir y las arrugas y manchas conservar la firmeza de la piel.

BUENA ALIMENTACIÓN

Una alimentación de buena calidad es de suma importancia para gozar de buena salud, por lo que debemos incorporar compuestos antioxidantes, vitaminas, minerales y muchos otros nutrientes a nuestra dieta para evitar el daño oxidativo causado por los radicales libres del ambiente mediante alimentos de alta calidad como:

  • Frutas
  • Verduras
  • LegumbreS
  • Ácidos grasos omega 3
  • Frutos secos

El exceso de comida rica en grasas y con pobre aporte de nutrientes, no le brindan a nuestra piel ni a nuestro organismo ningún beneficios , nos hace ganar kilos y aparentar más años.

Una alimentación sana y equilibrada en la que se incluyan los alimentos anteriormente citados, junto a otros con propiedades igualmente beneficiosas, será de gran ayuda para tener un peso saludable y mantener la piel y el cabello en excelentes condiciones de salud.

Un estudio de la Universidad de Harvard, publicado en diciembre de 2014 en la revista British Medical Journal, llevó a cabo una investigación que consistió en controlar la salud de 4.676 enfermeras durante 10 años y evaluar la influencia de la dieta mediterránea en los telómeros (son los extremos de los cromosomas, que protegen los códigos genéticos). las sanitarias que seguían dicha dieta tenían unos telómeros más largos y sanos; es decir, se mantenían genéticamente más jóvenes.

Por lo que la dieta mediterránea puede ser una buena opción para que los años no nos ganen. Que incluye la dieta ? el consumo de frutos secos , verduras, legumbres, aceite de oliva, pescados. También es importante disminuir el consumo de sal ya que el abuso de la misma favorece la retención de líquidos y la formación de bolsas debajo de los ojos, lo que nos da aspecto un aspecto mas avejentado, argumenta la especialista.

REALIZAR EJERCICIOS DE FORMA REGULAR

La actividad física no solo ayuda a mantenernos en forma, interviene también en la regeneración de la piel y la conservar en perfectas condiciones durante más tiempo.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"