Cómo saber si tu pareja tiene inteligencia emocional

Tradicionalmente se medía la inteligencia de una persona evaluando su coeficiente intelectual (CI): cuanto más alto, más inteligente, considerándolo además como un predictor certero del éxito en la vida. El razonamiento era: a mayor inteligencia (CI), mejores resultados académicos y profesionales.

Sin embargo, los tiempos cambiaron y los estudiosos comprendieron que las habilidades necesarias para triunfar en el entorno laboral o profesional no dependían únicamente del coeficiente intelectual y se verificaban muchos casos con un CI alto pero con pobre desempeño social, laboral o profesional, así como otras personas con una “inteligencia” más modesta, pero con logros en diferentes campos.

Así, investigaron en otras áreas.

Búsqueda

¿Cómo explicar que personas con un alto coeficiente intelectual e incluso excelentes rendimientos académicos, fracasaran más adelante en el campo laboral e incluso personal? ¿Cómo entender los casos de personas no tan dotadas intelectualmente, pero que alcanzan el éxito en muchos campos?

De hecho, podemos ser muy inteligentes y obtener excelentes resultados en los exámenes de inteligencia convencionales, pero ser una persona solitaria, aislada y con tendencia a la tristeza. En cambio, podemos no ser capaces de resolver ecuaciones y problemas matemáticos, pero sí tener las habilidades sociales necesarias para un sano desarrollo de nuestra vida.

Muchos estudiosos profundizaron en este campo, haciendo diferentes teorizaciones: Howard Gardner con la teoría de las Inteligencias Multiples, Raymond Cattell y otros que diferenciaron la Inteligencia fluida de la cristalizada o Daniel Goleman, que popularizó el concepto de Inteligencia Emocional.

Vitales emociones

Gran parte de nuestras decisiones son influenciadas en mayor o menor grado por las emociones, incluso aquellas que deberían ser tomadas con “la cabeza” y no “con el corazón”. Algunas son simples decisiones (comes determinado alimento aunque sabes que no es tan saludable) y otras son muy importantes financieramente (compras un auto caro y con problemas, pero te gustaba el color y punto). La elección de una carrera, un empleo y hasta la pareja, son otros casos en los que las emociones pueden influir decisivamente en nuestra decisión.

Es evidente que existen personas que dominan mejor sus emociones y otras que no, así como otras que su grado de inteligencia no condice con su manejo de ellas y esto finalmente, es lo que puede marcar finalmente el grado de éxito en el trabajo, la profesión o la vida personal.

Queda muy claro que es necesario prestar más atención a esta clase de habilidades emocionales, ya que pueden marcar nuestra vida y nuestra felicidad tanto o más que nuestra capacidad para puntuar alto en un test de inteligencia convencional.

En tu pareja

Reconocido el valor de la inteligencia emocional para la vida personal y obviamente en la relación de pareja, queda un pregunta: ¿Tiene mi pareja inteligencia emocional?

Estos sencillos puntos te permitirán saberlo.

1 La empatía es una de las características más notorias de la Inteligencia Emocional. Si tu novio o esposo es emocionalmente inteligente, sabrá “leerte” y reconocer tus estados de ánimo, sin que tú tengas que hablar demasiado, ya que la empatía le permite reconocer lo que te molesta y sabrá lo que te hace sentir mejor. Jamás recibirás un comentario como “ah, mirá vos” o “mmmmmm” mientras da la vuelta y continúa absorto con su teléfono: él realmente te escucha y nunca te sentirás sola. Si tienes un problema, estará a tu lado para apoyarte.

2 Si tu pareja tiene inteligencia emocional se esforzará por crear relaciones con tu familia y tus amigos y hará lo necesario para llevarse bien con ellos. Al presentarlo, sabrás que les cae bien a todos. Todo esto lo hace porque quiere hacer lo mejor para tí.

3 Las personas con inteligencia emocional tienen una especie de “radar” que les permite detectar a las personas y relaciones tóxicas. Por tanto, si él advierte de un compañero de trabajo abusivo, un familiar aprovechado o de una amiga deshonesta, te lo dirá de una forma suave pero contundente, aclarando los puntos en los que se basa para advertirte. También te dará la solución para que salgas del lío sin grandes dramas y conservando las formas.

4 A la persona con inteligencia emocional no le da miedo confrontar ideas y hasta discutir por sus ideas. No tomará compromisos para quedar bien contigo y si se lo pides, te expondrá sus argumentos. Tener diferencias es normal en una relación y si tu pareja es emocionalmente inteligente, no temerá hablar de ellas y discutir los diferentes puntos de vista; batallará hasta encontrar un punto medio con el que los dos estén cómodos y satisfechos. Un gran diferencial es que nunca te atacará al discutir y siempre expondrá argumentos.

5 Si tu pareja no teme pedir perdón luego de excederse en una discusión o de haber fallado por algún motivo, es una fuerte señal de que tiene inteligencia emocional.

6 La persona emocionalmente inteligente no funciona por impulsos.

Aunque puede ser espontáneo y esté preparando una sorpresa (por ejemplo, una cena romántica o una escapada de fin de semana) siempre investigará para que no se superponga con otra actividad tuya y esto es porque te considera en toda tu dimensión personal.

7 Si tu pareja tiene inteligencia emocional, se conocerá y te conocerá como para no comprometerlos en ninguna situación incómoda o poco confortable. Simplemente evalúa siempre lo mejor para evitar esos malos momentos.

8 Por último, la persona emocionalmente inteligente siempre busca superarse y perfeccionar su relación con los demás y esto lo hace a través de los comentarios y acciones de los demás y en forma privilegiada, de las tuyas. Preguntará tu opinión sobre diversas situaciones, siempre con el ánimo de mejorar y no volver a repetir errores, especialmente los que pueden afectarte (recuerda que es empático y se preocupa por lo tú sientes).

Por supuesto que esta es apenas una guía y no significa que la ausencia de uno de estos puntos implica directamente que tu pareja no tiene inteligencia emocional. Recuerda además que no existe ser humano perfecto y que todos podemos mejorar, lo que se traducirá en una mejor relación de pareja.

Como siempre, lo mejor es siempre un diálogo franco y sincero cuando surge algún tipo de inconveniente o molestia.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"