Como realizar una dieta en pareja y no morir en el intento

4- Pónganse retos.

La mejor forma de que esto resulte es que se pongan metas el uno al otro. Esto se puede hacer como un juego, que es muy eficaz. Por cada meta lograda se otorga un premio, y por cada recaída un pequeño castigo.

Por ejemplo:

Si han logrado su objetivo de bajar los kilos deseados en la semana o el mes, se ganarán un paseo de fin de semana, una cita al cine, en síntesis, cumplir un capricho.

Pero si no se llega a meta deseada tendrá como castigo, correr con todos los gastos de la dieta, ir a ver con la pareja una película que odias o acompañarte de compras y así será una forma divertida y a la vez estricta de no querer romper con la dieta.

5- Cambien sus hábitos alimenticios.

En muchos casos los malos hábitos alimenticios llevan a un sobrepeso, primero estético y luego que compromete la salud. Por eso si haces dieta y luego de bajar esos kilos demás vuelves a comer como antes no servirá de nada tu esfuerzo.

Es decir que ya se debe, tomar como un hábito lo que consumen, hacer un cambio profundo en la relación con la comida.

Las comidas chatarras se deben reducir lo máximo posible y consumirlas solamente por darse un pequeño capricho de vez en cuando. Beber mucha agua ya debe ser costumbre y consumir muchas frutas y verduras.

6- Ir al supermercado juntos.

Adentrarse sola en el supermercado mientras haces dieta puede ser una idea terrible y ni se te ocurra ir con hambre.

Se deben ir las dos partes comprometidas en el régimen ya que las tentaciones estarán al paso y si vas con tu pareja se apoyarán entre los dos para ir directo a comprar lo necesario para seguir comiendo sano.

Otra gran idea es llevar ya una lista previa de lo que necesitan, así no tendrán que estar recorriendo en busca de las cosas y no distraerse con tentaciones innecesarias.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"