Como reaccionar inteligentemente cuando te enfadas con tu pareja

Sabemos que toda relación tiene sus dificultades, sus idas y vueltas, es difícil no tener desentendimientos con tu pareja, tal vez porque tu carácter ayuda a irritarte fácilmente, o tal vez no haya una comunicación fluida entre ambos, pero no es nada buena ni saludable esta situación para ninguno de los dos. Esas diferencias constantes podrían destruir tu relación.

Debes de aprender a controlar tu enojo, evita los escándalos, o los cuestionamientos que no tienen mucha relevancia para buscar establecer una relación firme.

1. Reflexiona antes de llamar a reclamar

Te enteras de algo, te ruborizas, estas a punto de estallar, tomas el teléfono para reclamarle a tu pareja ese hecho que acaba de realizar, pero antes de marcar a su número, ponte a analizar la última discusión que tuvieron, fue extensa, hubo lágrimas, gritos, pero el problema era minúsculo, entonces es mejor que respires profundo, y cuando haya tiempo se sientan serenamente a hablar, capaz solo tu estas exagerando.

2. Si están juntos

En el caso de que suceda algo que te moleste en presencia de él no le reclames nada frente a nadie, ni cambies tu actitud frente los demás, si existe algún problema es solo entre ustedes dos, evita papelones, ya cuando estén a solas hablen del tema sin exaltarte, si la discusión está subiendo de tono respira profundo controla tu enojo, pídele un minuto de silencio mientras piensas y razonas sobre el tema, veras que de a poco el panorama se te hará más claro.

3. Se considerada

Ponte en su lugar antes de salir de quicio, tal vez estés muy molesta, pero a nadie le gustan las situaciones bochornosas, como dijimos anteriormente las diferencias deben tratarse entre los dos a solas, sin testigos ni jueces, si tienes la razón trata de explicarle su error y él te comprenderá, y en caso de que estés equivocada asúmelo y pídele disculpas como corresponde, a veces las situaciones pueden llegar a ser confusas, pero no deben de ser sentencias para tu relación.

4. Evita resentimientos

Si él se ha equivocado, te ha hecho sentir mal o te ha molestado alguna actitud suya y tú lo has perdonado, entonces olvida por completo ese suceso, todos sabemos que las mujeres tienen memoria de elefante, pero a nadie le gusta que se le recalque sus errores continuamente o en oportunidades específicas, eso puede llegar a aumentar el estrés en la relación.

5. Escúchalo y hazte escuchar

Ante la situación debes de aprender a escuchar a tu pareja, recuerda que el actúa según su punto de vista, y solo así podrás comprender del porque esa acción, tal vez para él es algo irrelevante, pero para ti significa mucho, por ello la única opción valedera es hablar y mostrar ambos puntos de vistas bajo un franco dialogo.

6. Aleja tu pensamiento negativo

Mientras conversan aleja los pensamientos negativos para evitar sentirte controlada por la situación ya que eso se interpondría entre ambos, a veces sin darnos cuenta solo oímos lo que queremos oír y eso obstruye la evolución de una relación de pareja.

7. Relájate

Evita encerrarte, eso podría aturdir tus pensamientos, mejor sal a caminar, toma un buen te, escucha música o date un buen baño relajante, eso ayudaría a percibir un mejor panorama y controlar tu enojo. Cambia el entorno que te está estresando.

8. Si es una tontería

Ahora bien, si te das cuenta de que es una tontería entonces olvídalo por completo, ve y dale un abrazo y un beso de esos que a él le gustan tanto acompañado de una sonrisa sincera y llena de amor para que se dé cuenta de que no pasa nada y que asumes tu error.

Evita enojarte constantemente, por más que cueste, una relación con contantes conflictos no es sana y tampoco será duradera, tras haber llegado a un entendimiento entre ambos, no olvides de decirle y repetirle la cantidad de veces que sea necesario lo mucho que lo amas, ellos también necesitan saber cuánto amor sientes. Y es de sabios cometer errores lo hermoso es asumirlo y corregirlo.

Las discusiones en pareja tienen que tener una conclusión y un punto final, deben ser claras, ambos deben decirse exactamente lo que piensan de manera inteligente. No puedes reaccionar abruptamente, porque si no piensas antes de discutir podrías ser injusta, fría y hasta podrías arrepentirte después.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"