Como logré que mis amigas odien a mi pareja.

Existen etapas en la vida, que por actuar como chiquilina, nos equivocamos y terminamos afectando a terceros. Una de las situaciones que normalmente nos damos cuenta ya cuando la relación llega a su fin, es cuando a todo mi entorno damos la posibilidad de poner palos a la relación ¿Pero como ocurre esto?


Toda la relación amorosa, empieza como un cuento de hadas. Sin embargo, pasa el tiempos y los problemas más tontos aparecen y se van haciendo una bola de nieve que no podemos controlar. Sino somos capaces de afrontar esta situación con nuestra pareja, termina teniendo un efecto en nuestro entorno y es allí donde debemos analizar antes de que se de un rompimiento o una relación tóxica.

A todos nos gustan que nos escuchen, y principalmente nosotros las mujeres que cuando tenemos problemas, no somos muchas veces capaces de ocultarla, principalmente a nuestras amigas, sabemos que ellas son capaces de sacarnos a flotes de hasta nuestros peores traumas. Pero, sin darnos cuenta, al contarles todo de nuestra relación, estamos generando empatía, que cuando surge un problema, lo asumen como propio, y a veces por el simple hecho de que exageramos, hace que todo el drama salga completamente de control. Y mi pareja, pasa de ser mi pareja a ser un monstruo en vez de mi novio.


Luego de todos mis pataleos, viene la reconciliación, una disculpa, un beso. Mi relación como si nada, pero para mis amigas, la herida ya esta hecha, ellas nunca entendian por que le perdonaba, pues el problema, como chiquilina, yo lo magnificaba. Al final, mi pareja no siempre tenia la culpa de todas las peleas, pero para mi entorno se había convertido en el enemigo.


“¿Por qué tus amigas me odian?”

Las reuniones de amigos, no son las mismas, principalmente cuando llego de la mano, un disguto en las caras de amigos. Un silencio, y por más que estamos entre muchos, con mi pareja estabamos más aislados. La manera en que lo ven, siempre es diferente de lo que es en realidad. Y eso a la larga se vuelve un gran problema.

La solución sencilla

Nuestros amigos están presentes de forma muy importante en nuestra vida y ejercen una influencia sobre nosotros y, a veces, sobre nuestro vínculo de pareja. En ocasiones es complicado compaginar amigos y pareja, dando lugar, incluso, a un conflicto serio. Pero siempre que mis amigos, se pongan en contra de mi pareja, nos alejamos, y pretendemos que nuestro centro sea la pareja. Y allí es donde generalmente los problemas, en la relación, que según nuestros amigos ya era grande, se agigantaban.

Situaciones así son comunes. Es un escenario difícil, porque la persona afectada tiene que decidir entre dos afectos poderosos: el del ser amado o el de los amigos. Los problemas entre pareja, se nota más cuando nos aislamos de nuestras amistades, pues llega un momento de asfixia. Celos, gritos, discusiones tontas. Se hacen cada día normales, y todo eso que la relación se rompa.

Los amigos, vuelven, no sin antes exponerme lo mal que las había tratado durante mi relación. Así que hay mucho que aprender a pesar de que hice que todos mis amigos odiaran a mi pareja:

– No dejes de lado a las personas que te aman incondicionalmente.
– Contar lo que ocurre en tu relación cuando estás enojada no es nada conveniente. Al final, solemos extrapolar nuestras emociones y hacerle creer a nuestras amigas que el novio es la peor persona del mundo.
– Buscar la felicidad en una persona no es algo factible, si esta no proviene de tu interior.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"