Cómo lidiar con el hecho de ser la oveja negra de la familia.

Todos tenemos diferentes roles dentro de nuestra familia. Muchas veces esto es propuesto por uno mismo, por nuestra personalidad o es construido en la relación con los demás.

En general, esto se define desde que somos pequeños, por medio de comentarios que recibimos cuando nos dicen que somos “atrevidos” o “graciosos”. También están los que no encajan con su propia familia, los cuales son comúnmente llamados “oveja negra”.

Si es que tú también te sientes así, entonces te invitamos a continuar leyendo este artículo en donde te vamos a contar un poco acerca de la experiencia que es el ser la “oveja negra” y cómo puedes empezar a llevarte mejor con tus seres queridos.

NUNCA TOMES NADA PERSONAL


Tal vez frecuentemente hagas acciones con las cuales perturbes de sobremanera a las personas que conforman tu familia. Algunos ejemplos de esto son: que no quieres tener hijos, que te divorciaste o te casaste con alguien separado, el cual quizás tiene familia, estudiaste lo que realmente querías y no lo que te daba dinero para vivir, etc.

Muchas de las decisiones que has decidido tomar para tu vida, pensando que son las mejores, no son apoyadas por tu familia y de hecho, puede ser que por éstas te critiquen o recibas varias “bromas”.

El truco acá está en que no te lo tomes personal. De nada te sirve estar en un conflicto que no tiene que ver contigo, sino que es acerca de las creencias que tiene tu familia. Así que cuando intenten involucrarte en su conflicto interno, es mejor que respires y que trates de no continuar agrandando la discusión.

NO TE SIENTAS CULPABLE

Cuando tenemos a toda nuestra familia diciéndonos que algo no está bien, es normal que hasta cierto punto, incluso podamos dudar de que estamos en lo correcto. Pero no por eso te vas a amargar la vida.

Lo mejor que puedes hacer en esos momentos es pensar en las consecuencias de tus decisiones y en lo que te han dejado. Generalmente, cuando uno es diferente, significa que puede tomar caminos que nadie de nuestros cercanos o familia ha tenido que recorrer y es por el miedo a lo desconocido o a que te pase algo, que se ponen tan aprehensivos al respecto.

Como no existe una orientación clara, en tal vez algunos de los caminos que has decidido tomar, entonces quizás te puedes sentir un poco perdido. Pero es en esas situaciones en las que uno aprende a ser firme en las decisiones que uno toma, uno aprende a mantenerse en la posición que decidió tomar, debido a que uno cree que de verdad es la mejor opción. Así que si es que te sientes culpable por ser diferente, entonces deberías trabajar en tu propia seguridad.

Es posible que en tu familia no sientas que encajas, pero no dejes que eso signifique algo más, como lo es el pensar que no te quieren o que eres una mala persona.

ANTES DE DIVORCIARTE DE TU FAMILIA APRENDE A SER DIPLOMÁTICA

Elige los momentos y las maneras en que vas a expresarte con tu familia. Si es que no tienes nada importante que decir, entonces evita los temas complicados. Es mejor alejarte de las discusiones y evitarlas para que las reuniones familiares puedan fluir.

No tiene sentido disgustarte cada vez que los ves y siempre por los mismos temas. Si es que realmente eres una oveja negra, entonces sé diferente a los demás, pero intenta no caer en las provocaciones.

RESPETA LA OPINIÓN DE LOS DEMÁS

La única manera en que los demás aprendan a respetarte como tú quieres ser respetado, es con el ejemplo. Así que deja de esperar a que todo el mundo piense igual que tú y más bien promueve el diálogo y la argumentación.

Es normal que algunas veces, cuando uno da su opinión, hayan otras personas que opinen que lo que uno está diciendo, no tiene sentido. Si es que no estamos preparados para vivir esto, puede ser que nos sintamos enojados o que terminemos incluso agrediendo verbalmente a las otras personas. Sin embargo, para ser diferentes incluso tenemos que ser distinto en cuanto a cómo reaccionamos en estas situaciones y no caer en las discusiones que lleven a la violencia.

NO HAY RAZÓN PARA SENTIRTE SOLA

En tu círculo cercano o incluso en internet, hay una tonelada de personas que se sienten que son las “ovejas negras” de la familia, así que si es que te sientes sola, solamente hace falta que abras bien tus ojos y puedas encontrar a otras personas que son tan raras como tú.

De a poco vas a poder conocer a diferentes personas que piensan más parecido a ti y que con el tiempo, ellos se van a convertir en la familia que tú has escogido. Vas a poder construir relaciones estables y leales con ellos.

Lo común es que uno pueda tener una familia de sangre, pero también tienes la opción de construir una familia que tú elijas y en donde puedes opinar, hacer y deshacer las reglas.

Finalmente, tampoco estamos diciendo que tienes que odiar a tu familia, sino que son ellos los que te permiten ser más tolerante con los comentarios malintencionados o provocaciones, las cuales constantemente van a existir, debido a que eres diferente y así es cómo las personas enfrentan esto.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"