¿Cómo identificar a un “donjuán”?

Es cierto que el amor es ciego y que cuando conocemos a alguien especial y la flecha de Cupido nos alcanza, no somos capaces de encontrarle fallas. Todo en él nos encanta y entregadas a las huestes de los dioses del amor perdemos de vista al peor de susdefectos: el alma de “donjuán”. El hombre al que le gustan todas y no se enamora de ninguna, tiene rasgos característicos que se pueden detectar. Te invitamos a leer estos concejos y puede que estés a tiempo de evitar entregarle el corazón a la persona equivocada.

A todas nos gusta que nos endulcen el oído con palabras bonitas, que nos llenen de halagos, que sean atentos caballeros con detalles poco comunes. A todas. Pocas son las excepciones a las que no les caería bien alguien tan galante y seductor. El problema surge cuando tu príncipe azul no lo es solo para tus ojos sino para otras más. Ellos tienen ciertas pautas de comportamiento que no te costarán identificar, siempre que tengas la suficiente sensatez de pensar en qué tipo de relación te estás involucrando y en cuál quisieras realmente estar. Puedes evitarte una decepción atendiendo a estos consejos.

¿Quién es el donjuán?

Esta palabra convertida hoy en sustantivo por la RAE, debido a la gran popularidad de la expresión, tiene su origen en la obra “Don Juan Tenorio”. El personaje se volvió tan popular que, fue tomado para la película “Don Juan De Marco”. Este personaje, era un gran mujeriego que fue interpretado por el actor Johnny Depp, se trataba de alguien que conquistó a 1.500 mujeres. Luego termina sufriendo porque su mala fama hace que la mujer de su vida lo rechace.

Esta pintoresca manera de denominarlo surge de esta historia de ficción que muchas veces se convierte en realidad. El donjuán es el hombre seductor que tiene a todas las que desea a sus pies. Las conquista con todas las armas para lograr su objetivo y se jacta de sus altos poderes de seducción. Esto para él se convierte en un reto y en un vicio. Él lo puede todo con tan solo una mirada.

Identifica los focos rojos

Como el donjuán tiene sus características y sus maneras de comportarse bien definidas, presta atención a estas cinco llamadas de atención.

1 Él se siente el centro del universo. Es el hombre contra cuyo ego es imposible de competir, cree que todo lo puede y está seguro de que te tendrá a sus pies.

2 Sin ideas ni temas para hablar. La profundidad en las charlas no es lo suyo. Si esperas encontrar a alguien culto, que te pueda hablar de muchas cosas sin sentirse incómodo ni dubitativo, no es él. Todo se centra en él, de manera que sus temas no salen de su ego y si por casualidad la conversación varía, te mostrará que ese tema no le interesa.

3 No te da la debida atención. Cómo es una persona que considera que solo él es lo importante en la relación, su atención hacia ti es bastante limitada. Puede que estés hablando con él de algo que para ti es prioritario y él no te escucha, no puso atención en lo que decías. Si haces la prueba de retomar el tema o de preguntarle algo respecto a ello te darás cuenta de que no te ha atendido y mucho menos puede ofrecerte su comprensión.

4 Su comportamiento es exagerado. Demasiado seductor y caballero a veces da que pensar. Llega con alguna atención todas las veces que van a salir y te da la impresión de que sobreactúa su papel de galán y se nota mucho cuando lo hace. Solo es cuestión de que lo observes un poco.

Al contrario de lo anterior, puede comportarse completamente al revés y no te abre la puerta del vehículo ni te corre la silla en el restaurant.

5 No toma enserio la relación. Tú para él eres un trofeo más que ha ganado. Conquistarte ha sido su proeza, su gran hazaña, pero luego no queda nada más, ya logró su objetivo.

¿Cómo puedes evitarlo?

Para evitar involucrarte con un donjuán debes estar atenta desde el principio de todo, no hace falta que esperes estar en una relación con él, si prestas atención puedes darte cuenta con observarlo detenidamente en su intento por conquistarte.

Eso que vez de buenas a primeras ya puede darte una noción de quien es, aunque no sea una información completa. No quiere decir esto que debes indefectiblemente tomar la decisión de alejarte, date la oportunidad de conocerlo mejor, de tratarlo y de ver cómo te llevas con él. Solo no debes cegarte por sus atenciones, su mirada seductora ni por lo bien que te hacen sentir sus halagos y sus palabras bonitas. Eso es lindo y debes disfrutar de esa etapa de la conquista en la que todo vale para empezar una relación con alguien que realmente nos importa.

Lo que no debe pasarte es que pierdas de vista aquellas características que hacen a la clásica identidad de un donjuán. Ten cuidado si no te da la debida atención, si eres prioridad para él, si puedes contar con él o si para tu chico no hay nada más importante que él mismo. Si ya tiene esa mala fama, trata de cerciorarte si la información es correcta y permanece siempre alerta. Ya el tiempo te dirá si estás frente almito o a una realidad.

Recuerda que tú vales mucho y que, si él no es el indicado, quien lo sea no tardará en llegar. Todo tiene su tiempo y su momento. Deja pasar a quien no te da el lugar que mereces.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"