Cómo dejar de absorber la energía negativa de otros

Muchas veces ser empático significa estar absorbiendo gran parte del dolor y el sufrimiento del entorno. ¿Qué puedes hacer para evitarlo?
La empatía es la capacidad de reconocer y sentir las emociones de otras personas. Aunque no te consideres empático, dejarse arrastrar por el sufrimiento ajeno es fácil. Una pérdida, el dolor físico o emocional, un abandono; no nos resulta difícil ponernos en el lugar de los demás, sobretodo cuando has pasado por la misma experiencia en que la otra persona se encuentra ahora. Es fácil compartir ese sentimiento.

Una cosa es compartir, y otra muy diferente es absorber la carga negativa de otra persona. Las personas que se encuentran de forma natural en un estado elevado, como por ejemplo, aquellas que siempre suelen reír, personas alegres, son blancos fáciles para aquellos que suelen vivir en estados más bajos; gente depresiva, victimista, negativa…

Si has estado en una habitación con una persona negativa, sabes cuán tóxica su energía puede ser. Aprender a dejar de absorber las energías de otras personas es una gran herramienta. Aquí hay cinco maneras de hacerlo.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"