Cómo decirle que no, por mensaje y sin que suene ofensivo

Cómo decirle que no, por mensaje y sin que suene ofensivo

Parece un dilema complejo tener que rechazar a alguien sin que parezca grosero o causar mala impresión. La persona en cuestión puede sentirse hasta ofendida según la manera en que encaremos la situación. Lo primero que nos pasa por la mente es el temor a esa reacción que viene después del rechazo. Hacerlo no es fácil, pero sabemos que debemos hacerlo, el desafío es ser sincera de alguna manera muy leve, para ello hay algunas estrategias que puedes usar. Este trago amargo e incómodo probablemente resulte más ligero si sabemos manejarlo con delicadeza. Te damos algunos tips para decir lo necesario lo más sutilmente posible. Anímate a intentarlo.

Tómate tu tiempo en contestar: no respondas de inmediato
Es una buena señal de que no le estás dando tanta importancia al asunto. Sabrá de inmediato que sus planes contigo no funcionarán. Lo lógico es que si alguien nos interesa, la emoción nos lleve a responder de inmediato, no nos tardamos nada en la expectativa de lo que puede llegar a pasar. Si respondes con demora ocurre lo contrario y si cuando él vuelve a escribirte, tú nuevamente te retrasas sin explicación alguna, deberá notar que a buen entendedor, pocas palabras, más aún si ve que estás permanentemente en línea y no le das prioridad a su mensaje.

La sinceridad, en primer lugar
Sí. Nadie dijo que sería fácil, es una prueba de fuego en la que debemos ser nosotros mismos sin intentar interpretar un personaje que no somos. La sinceridad es la que siempre nos salva de los peores momentos. Puede no gustarle lo que vayas a decirle, pero ten la certeza de que por mucho que pueda molestarse, acabará agradeciéndote tu sinceridad. Peor será siempre que le hagas creer cosas que no son, que permitas que se ilusione contigo si tú sabes que eso no caminará a ninguna parte. Tarde o temprano tendrá que saber la verdad y allí sí tendrá motivos de sobra para molestarse contigo. En cambio si tú has puesto la verdad sobre la mesa, él no tendrá nada que reclamarte. La verdad siempre es la mejor opción del menú por mucho que pueda representar una molestia.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"