Cómo dar besos húmedos

Los besos húmedos son aquellos besos cálidos que se dan a boca abierta y que van acompañados de una gran carga sexual y erótica. Sin embargo, de igual forma que son la antesala perfecta para un encuentro íntimo muy ardiente, pueden convertirse en todo lo contrario y arruinar el momento si no se dan bien y se tienen en cuenta algunos aspectos. Si quieres saber cómo dar besos húmedos sin llegar a disgustar a la otra persona, presta atención a los consejos del siguiente artículo
Pasos a seguir:

1
Algunos estudios recientes han demostrado que cuando los hombres deleitan a las mujeres con besos húmedos consiguen estimular su deseo sexual y aumentar su excitación. Esto se debe a que la saliva masculina contiene la hormona testosterona, la cual funciona como un perfecto afrodisíaco y, que por tanto, cuanta más cantidad de testosterona se reciba al besarse, mayor será la excitación.
2
Ahora bien, aunque los besos húmedos son muy apasionados e ideales para aumentar la excitación y las ganas de avanzar más en los encuentros íntimos, también hay que tener cuidado con no excederse en la cantidad de saliva. A diferencia de los besos jugosos, los que son muy babosos pueden acabar por arruinar el momento y no ser bien recibidos por el otro.
3
Antes de dar un buen beso húmedo, es importante reparar en el aspecto de los labios. Evita tener los labios resecos, ya que notar los pellejitos al besar no es nada agradable, y humedécelos ligeramente con tu lengua para iniciar el beso. Asimismo, un buen aliento será clave para que el momento transcurra con normalidad y sea placentero.
4
Los besos húmedos deben sentirse cálidos y mojados pero sin demasiada saliva. Lo mejor es mantenerse relajado, abrir la boca con naturalidad en su justa medida, e iniciar con un beso suave para después avanzar con un ritmo más intenso. Cuando la excitación de ambos esté en un punto álgido, da paso a besos más apasionados, juguetea con tu lengua dentro de su boca y alterna con lamidas y mordisquitos eróticos en sus labios.
5
Limitar los besos húmedos a la boca es un gran error, y es que este tipo de besos son ideales para deleitar a la pareja en los juegos previos. No dudes en recorrer el cuerpo de tu compañero/a con besos jugosos combinándolos con placenteras caricias por sus principales zonas erógenas.

Si además quieres perfeccionar tu técnica al besar y sorprender con deliciosos e impactantes besos, no te pierdas:
Cómo besar con lengua.
Para besar con lengua y disfrutar al máximo, los dos debes inclinar ligeramente la cabeza, uno hacia el lado derecho y el otro hacia el izquierdo. Así, evitaras que las narices de ambos acaben chocando y entorpeciendo la fluidez y el ritmo de los besos.

6

No te precipites. No se trata de lanzarte directamente a introducir le lengua en la boca de tu acompañante o pareja. ¡Todo a su debido tiempo! Debéis iniciar con unos besos convencionales e ir aumentando la intensidad poco a poco. Primero, sorpréndele, pasando suavemente la punta de la lengua por los labios, luego empieza a introducirla en su boca de forma sutil.

7

Una vez que la pasión y la excitación esté presente, juguetea con tu lengua dentro de su boca. Acaricia su lengua con la tuya, alternando movimientos suaves y otros un poco más bruscos, explora su boca, vuelve a lamer sus labios, y alterna todo esto con algunas mordidas eróticas en su labio inferior. Con todo ello, tus besos con lengua le dejarán sin palabras y le llevará a querer avanzar muchísimo más.

8

No olvides tampoco acompañar tus besos con lengua con caricias excitantes, palabras ardientes, una mirada intensa y directa a los ojos… y todo lo que se os ocurra para hacer que todo fluya a la perfección y sea la antesala ideal para gozar al máximo de todo lo que vendrá después.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"