¿Cómo aprender a ser paciente con mi pareja?

La paciencia es la actitud que lleva al ser humano a poder soportar todo tipo de dificultades. Es un rasgo de personalidad madura.

Es la virtud de quienes saben sufrir todas las adversidades y sin lamentarse. Representa la capacidad que uno posee para soportar situaciones sin nerviosismo ni perder la calma. Se podría decir que un individuo con paciencia es aquel que no suele alterarse.

Sin embargo, no es fácil desarrollar, en todas las ocasiones, y más en la actualidad. Pues las personas se encuentran en situaciones más conflictivas como, el estrés, el caos económico, político y personal entre otras cosas.

Para eso es sumamente importante que el ser humano desarrolle la paciencia para enfrentar lo que venga sin lamentarse.

Hoy vamos a darte algunos consejos para aprender a ser paciente con tu pareja.

De este modo te ayudará a relajarte un poco más y que tu situación de pareja sea más sana y tranquila.

– Controla tus pensamientos.

La paciencia esta en ti, por lo que debes de buscar la manera de ser paciente. Estudia los momentos en donde la rabia te hace saltar y busca la forma de controlar esa situación. No pongas en tu mente que no podrás controlarlo, al contrario piensa en la calma y toma el control de la situación. Tu eres dueño de tus pensamientos, si dices que puedes controlarlo es porque lo harás.

– Ten en cuenta los sentimientos de tu pareja.

Una manera de evitar la impaciencia en tu relación es reflexionar sobre tus acciones ya que estos afectarán a tu pareja. Si tienes paciencia y eres amable con tu pareja este se sentirá querido. Si tienes en cuenta estos detalles tu relación mejorará y tú aprenderás que la paciencia es el mejor método para ello.

Contempla a tu pareja

Ninguna relación es perfecta. Definitivamente habrá momentos de tensión y desacuerdos entre tu pareja y tú de vez en cuando. En lugar de que esto suceda, observa a tu pareja y recuerda lo que te gusta de él, lo que te enamoró. De esta manera será más sencillo tenerle paciencia en esos momentos estresantes.

Ponte en sus zapatos.

Intentar cambiar a tu pareja, para que vea las cosas como tú las ves es muy egoísta de tu parte. Reconocer que el amor en una relación logra entender las diferencias y llegar a un equilibrio entre ambos.

Elige ponerte en los zapatos de tu pareja, intenta ver el mundo desde su punto de vista, no para que estés de acuerdo con él, sino para intentar entender lo que hay en su cabeza.

Esto permitirá un acercamiento con tu pareja, conocerlo mejor y así aprender a tener paciencia con él.

Comparte con tu pareja un momento de relajación.


Proponle a tu pareja tener un momento juntos como relajación. No hace falta que hablen de nada, solo disfruten del silencio, tomen un café, caminar juntos, escuchar música. Estos ratos juntos debe estar libre de tensiones, para que puedan disfrutarlo sin pensar en los quehaceres ni obligaciones. Todo lo demás puede esperar.

Cuenta hasta 10.

Cuando te encuentres en un estado de descontrol por la falta de paciencia que te ocasiona y los nervios se apoderen de ti, cuenta hasta 10 antes de decir o hacer algo.

Respira profundo y mantén la calma. En estos casos también resulta ser útil los ejercicios de relajación, como el yoga, es un método muy utilizado en la actualidad.


Se flexible.


No todos tienen la capacidad de tener todo bajo control como tú lo haces, en especial tu pareja si es un poco despistado, lograra sacarte de tus casillas, si no hace lo que le pides al instante. No todo tiene que ser ya, no pongas exigencias innecesarias sobre los demás. No podes pasar todo el día de mal humor sin razón.

Aprende a auto controlarte.

Intenta cambiar tu actitud. Muchas veces las discusiones que tenemos con nuestra pareja se debe a la impaciencia, a no querer escuchar, a querer siempre tener la razón, imponer nuestro punto de vista sin esperar escuchar el del otro. Hacer un esfuerzo por cambiar esta situación hará la diferencia.

Aprende a conversar.


La comunicación es fundamental, sobre todo cuando se quiere mejorar la relación. Si estas decidido a ser más paciente entonces habla con tu pareja. Explícale lo que te irrita, lo que te hace perder la paciencia. En ese caso los dos tomaran la decisión de cambiar sus actitudes y mejorara su relación como pareja.

Hacer una pausa.
Ir a otro lugar, distraerse, para no llevar a los extremos la impaciencia es una buena manera de sobrellevar la relación. Vuelva luego y retome sus actividades cotidianas y relájese. Hacer este tipo de pausas es necesario hacerse cada vez que la situación lo requiera para hacer más llevadera la vida de pareja.

Mantén la calma.

Es muy fácil decirlo, pero muy difícil de cumplirlo, cuando estas en una relación las conductas de tu pareja te mantendrá siempre al borde del ataque. En general los hombres son los que sacan del quicio a su pareja, ya que colabora en todo lo que le molesta, desde alzar los pies sobre la mesa, dejar la ropa tirada en el piso, en fin, todo esto acaba con la paciencia de cualquiera. Pero en esos casos es donde debe reinar la calma. Asegúrate que tu pareja mantenga ordenado todo y así todo va mejorar en la relación.

Nadie nace con la virtud de la paciencia, sino todo lo contrario. Esto se aprende con el día a día afrontando las dificultades.

Cuando se trata de vivir en pareja, la virtud de la paciencia es sumamente importante, ya que esa vida no es nada sencilla. La convivencia y el transcurrir de los años, lleva a la persona a tener que soportar a su pareja.

He aquí donde la situación resulta complicada, hablamos de dos personas distintas, de gustos diferentes y eso dificulta la relación. Al entrar en esos conflictos es donde la persona debe de actuar con prudencia y mucha paciencia.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"