Cómo aliviar el estrés por preocupaciones económicas

Desde hace mucho tiempo, se han realizado estudios diversos para conocer los niveles de estrés y bienestar de la vida actual. La mayoría de los estudios, por no decir todos, comprobaban que una de las principales causas de estrés en los participantes es el dinero, la falta de dinero específicamente. También se observa que se sigue señalando el trabajo como la segunda causa de estrés y preocupación.

Muchas personas sufren por incertidumbre económica, por las deudas y la falta de un trabajo estable. Esta sensación de inseguridad se ha incrementado en esta época de crisis donde todo se vuelve incierto. La realidad es que, no es el dinero por sí mismo quien te da la tranquilidad o la ansiedad, sino tus pensamientos al respecto.

En este sentido, debes notar cómo te hacen sentir físicamente los distintos pensamientos que tienes alrededor del dinero. Para empezar, lee las siguientes frases: “Necesito dinero para estar tranquilo y seguro”, “Necesito dinero para ser feliz y disfrutar la vida”, “Si no tengo dinero algo malo puede pasar”. Identifica qué sientes, quizá te sientes ansioso, preocupado, frustrado o con miedo. Ahora piensa cómo actúas en la vida cotidiana en cuestiones de dinero: ¿te quejas de tu vida actual y sientes que siempre te falta algo?, ¿sientes envidia de quienes tienen más dinero que tú?, ¿te sientes culpable al gastar tu dinero?, ¿trabajas en algo que no te gusta solo por dinero?

El siguiente paso es imaginar cómo sería tu vida sin estos pensamientos. Lo más seguro es que te quites un peso de encima, aprendas a disfrutar el día a día, te sientas aliviado, hagas lo que te gusta, puedas estar tranquilo y en paz con el poco o mucho dinero que generas.

Puede ser que se trate de un círculo vicioso, cuanto más preocupado estás por la falta de dinero, la distracción es una constante y te vuelves menos productivo en el trabajo, lo que te lleva de nuevo a estar cada vez más estresado.

Te agobia pagar la renta, las deudas del banco, la colegiatura, le mensualidad del coche, etc., y cuando se combinan el trabajo y el estrés por dinero, resulta en un cóctel explosivo que puede terminar en graves problemas de salud.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"