Casi 30 años después, reaparece la “hija” de Lady Di

De alguna manera, el casamiento del príncipe Harry con la estadounidense Meghan Markle (ahora Duquesa de Sussex) ha reavivado el interés sobre la realeza británica.

Ello ha llevado al recuerdo de ciertos episodios del pasado.

En esta ocasión, la reaparición de una “hija” de la princesa Diana ha llevado a evocar varias circunstancias que rodearon la existencia de la querida exconsorte del príncipe Carlos.

 

Visita real

Febrero del año 1992: Diana y Carlos visitan la India junto con sus William y Harry.

Ella está muy emocionada por el viaje; él, no tanto, hecho que se evidencia en la multitud de fotografías en las que aparece absorto y distraído, como pensando en otra cosa.

Y probablemente esa fuera la realidad: es que la pareja no estaba pasando por su mejor momento y de hecho, estaba transitando la crisis que finalmente pondría punto final a la pareja.

La relación entre ambos había mejorado luego del nacimiento de su primogénito en 1982; pero en 1984, cuando llegó Harry, las cosas habían vuelto a la triste situación de desencuentros y desamor que afligía a la princesa.

Si de simbolismo hablamos, no es casual que la princesa Diana posara sola frente al Taj Mahal, uno de los lugares más emblemáticos de la India y recordatorio de una gran historia de amor.

Sin embargo, un hecho marcó la gira de los príncipes por el exótico país y que ahora se vuelve a recordar por la aparición de una de sus protagonistas.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"