Carta a la esposa que dejé y ahora me arrepiento

Definitivamente uno no sabe lo que no tiene hasta que lo pierde. Un arrepentido hombre dio a conocer su sentir a través de las redes después de dejar a la que fuera su esposa y madre de sus hijos.

Al parecer la rutina y el estrés de mantener en equilibrio el cuidado de la casa, los hijos y la pareja hace estragos en muchas familias.

Las mujeres no pueden darse la atención a sí mismas que habitualmente se daban porque por lo regular tienen muchas ocupaciones en el hogar, y este hombre reconoce que no supo valorarlo:

“En la vida todos vivimos una serie de fases diferentes. Hace un año me separé de mi esposa. La dejé por otra, otra mujer más bella.

Mi ex mujer estaba gorda, su piel estaba llena de celulitis y estrías. Sus pechos se habían caído y su vientre sobresalía.

No le importaba si iba bien vestida o no. Nunca usaba lápiz de labios y, a menudo iba con zapatos viejos. Nunca se ponía esmalte de uñas y se depilaba muy raramente.


Mi ex mujer nunca llevaba sujetador y no se depilaba las cejas. En resumen: no podía sentirme atraído por ella. La mujer a la que había conocido no era más que recuerdos.

Exactamente un año después de dejarla, vi a mi ex mujer como ella era antes. Irradiaba felicidad. Estaba increíblemente hermosa y había perdido peso. Usaba un lápiz de labios rojo. Y llevaba un bonito vestido.

No parecía que su cuerpo hubiera pasado por tres embarazos (que también son mis hijos). Así que me senté allí y pensé que los kilos de más habían sido causados ​​por su último embarazo.

Que tenía un vientre hinchado, pero ese vientre me había dado los regalos más hermosos del mundo.

La celulitis había aparecido porque no tenía tiempo para ir al gimnasio: se hacía cargo de los niños durante todo su tiempo. Tampoco tenía tiempo para cepillarse el pelo, depilarse o maquillarse todos los días.

No llevaba sujetador porque así era más fácil amamantar a nuestro último hijo. Cocinaba y limpiaba con una sonrisa en su rostro. Amaba a su familia y su vida era perfecta.

Hoy os voy a decir algo. Sé lo que era tener una verdadera esposa en casa, pero lo destruí todo. Le dije que ya no la quería.

Intercambié una verdadera belleza por otra menos profunda. No pude entender o apreciar la verdadera felicidad de tener una esposa y madre de mis hijos conmigo.

Ahora paso la mayor parte del tiempo con mi hijo más joven Benjamín. Tiene tan sólo un año de edad. Los otros dos son mayores y no requieren tanta atención.

Hoy en día tengo más tiempo para cuidar de él. Ella se dio cuenta de que no necesitaba a un idiota como yo, y lo entiendo.

No lo entendía antes, y ahora ya es demasiado tarde”.

Fuente: https://www.enpareja.com/divorcio/Carta-a-la-esposa-que-deje-y-ahora-me-arrepiento–20170304-0017.html


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"