Cambios en la pareja que son preocupantes.

En el camino de las relaciones vamos transitando por diferentes etapas, pues nosotros mismos vamos cambiando. Este proceso puede llevar a fortalecer y afianzar la pareja, o a que se produzca un desgaste y como consecuencia el fin de la misma.

Las primeras señales suelen presentarse a medida que la convivencia avanza, nos damos cuenta que las afinidades son menos que las diferencias, y si esto hace que la relación empiece a volverse insostenible y es posible que necesitemos avanzar hacia otra dirección.

Una relación de pareja requiere de esfuerzo y atención constantes de ambas partes. Pero estas dos cosas requieren de un trabajo pués no surgen de forma automática. Tal vez sientes que la relación que tienes ahora ya no te interesa tanto como antes o también que a la otra parte tampoco le interese. Primero que nada debes saber que son cosas propias de las etapas que estás atravesando por lo que no debes sentirte culpable, luego debes identificar el problema, si los cambios producidos pueden llevar la relación a otro nivel o si ésta ya no tiene futuro. Los cambios que puedes considerar preocupantes dentro de tu relación son:

Este es un proceso que se da de forma silenciosa y pasa porque todos avanzamos y con el tiempo buscamos nuevas cosas.

1- Ya no sienten la misma emoción que cuando se conocieron:

Es uno de los motivos que lleva a generar ciertas dudas y desconcierto en las parejas. El enamoramiento es una de las etapas de las relaciones que se caracteriza por estar llena de intensas emociones, se sienten fuertes deseos de permanecer junto a la persona enamorada todo el tiempo. Independientemente a si existe o no actividad sexual, el deseo y la pasión, son los protagonistas de esta etapa, por lo que las relaciones amorosas siempre son mejores al empezar; el interés por conocer a otra persona con mayor intimidad y las ganas de sorprenderla son condimentos fuertes en el enamoramiento .

Toda la atención está puesta en los aspectos afines que comparten los enamorados, es una etapa de descubrimiento del otro que resulta especial y apasionante, la cual querríamos que nunca se acaba.

Pero pasada la etapa de descubrimiento, las virtudes empiezan a convertirse en defectos y esas pequeñas cosas que al principio enamoraron, sus manías o rarezas, empiezan a molestarnos generando peleas y discusiones. Es un síntoma al que debemos prestarle atención. Si son pequeñas diferencias que pueden solucionarse conversando puedes pasar a la siguiente etapa pues quiere decir que ya hay una confianza entre ustedes pero cuando son recurrentes y ocurrir tanto en privado como en público y sirviendo de detonante cosas hasta insignificantes y si las reconciliaciones son cada vez más difíciles puedes considerar que va a camino a un fracaso de la pareja.

2- La comunicación disminuyó notablemente: Esas largas conversaciones en donde solían hablar de todo, de lo bueno, lo malo, las preocupaciones del día a día, etc., empiezan a pasar a ser un recuerdo. Antes con solo ver a la otra persona podías saber lo que le pasaba, si tuvo un buen día o no. Pero si con el tiempo, ésta comunicación más fluida se fue diluyendo debes prestar atención.

A veces simplemente se trata de que el ajetreo de la vida con las ocupaciones que tienen cada uno hace que no tengan tanto tiempo, entonces lo conversan y se crean de un tiempo para la comunicación, pero si ya ni siquiera sienten interés en lo que le pasa al otro para ni siquiera dedicarles unos minutos, contando además con toda la tecnología en cuanto a comunicaciones existe para facilitar el contacto debes preocuparte y más aún si disfrutan más estando separados que juntos es un claro indicio que la pareja puede estar llegando a su fin.

3.- El sexo ya no es igual: y esto es absolutamente normal! Si de tener relaciones diariamente a hacerlo de manera menos regular. Existen factores que se consideran parte de los cambios , el estrés, la sobrecarga de tareas diarias hace que el agotamiento pase factura en nuestras relaciones sexuales, haciéndolas cada vez menos frecuente y menos placentera. A medida que avanza la relación en el tiempo tienen más intimidad, uno de los dos o ambos podrían sufrir cambios de intereses sexuales y libido. Lo que hacían antes, podría ya no interesarles, o hasta podrían tener nuevas fantasías sexuales, la rutina a veces colabora a que desaparezca la chispa, siempre queda algo de deseo entre las dos personas. pero cuando llega al punto de que se evita la intimidad incluso, es una señal inequívoca de que algo no va bien.

Los cambios de pareja:

1.- Hay menos comunicación por mensajes ¡Esto es normal! Entiendo que al principio de la relación se escribían diario; se daban un buenos días y un buenas noches sin falta. Pero a medida que pasa el tiempo, esto dejará de suceder, especialmente si hay contacto físico frecuente.

2.- Su comunicación se vuelve a la defensiva Puedes preocuparte. Sabemos que la comunicación es importante para una relación, pero si la suya incluye: crítica, desprecio, defensiva y obstáculos, presta atención. ¡Ojo! Tú puedes ser la criticona de la relación, así que checa tu actitud en cada discusión.

4.- Ya no pueden entenderse

Puedes preocuparte. Con el paso del tiempo, las personas cambian. Esto es inevitable. Tal vez no querías hijos cuando se conocieron, y años después, decidiste que eso es exactamente lo que quieres. O tal vez cambiaron sus ambiciones, metas y sueños. Sea cual sea la situación, hay parejas que simplemente se distancian. Si esto es lo que está sucediendo con tu pareja, háblenlo.

5.- Se aburren estando juntos: Otra característica completamente normal! Como dijimos anteriormente nos encantaría que la etapa del enamoramiento no termine, en donde todo es nuevo, el descubrimiento del otro resulta interesante y divertido. Pero cuando han estado juntos por varios años, inevitablemente se entra en la rutina, por el aburrimiento de la rutina es normal. La relación no necesariamente debe ser una montaña rusa de emociones, pero es importante saber que esto suele pasar, y aunque por momentos disminuye el fuego y la atracción, aún se puede revivir la llama de la pasión nuevamente, siempre y cuando ambos quieran trabajar en ello.

Si reconoces éstas situaciones y deseas saber si tienen futuro dialoga con tu pareja y muéstrale tus preocupaciones por lo que está sucediendo y si llegan a un acuerdo pueden incluso consultar con un profesional.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"