Es posible encontrar el amor a los 50

Hace algunos días me llamó la atención un comentario de una mujer en una revista, en la cual decía que básicamente, tenía 50 años y que buscaba novio.

Mi imaginación empezó a rodar rápidamente, empecé a imaginar el acontecimiento, en mi cabeza se formó la imagen metafórica, de buscar algo que perdí en mi casa. Me imagino levantando cajas, moviendo muebles, hurgando en mis cajones, revisando en la cocina, etc. Algunas veces uno puede encontrar un resultado positivo y otras veces, uno se queda con la impresión de que no sirvió de nada, porque no logramos encontrar lo que queríamos. Al igual que en el amor, uno puede invertir mucho dinero, tiempo, hacer panfletos con tus datos y, al final del día, el resultado es totalmente negativo.

Lo que me pareció más curioso sobre el anuncio es que la mujer parecía recalcar su edad, es decir, le pareció súper relevante el que todos supiésemos su edad. Como si tener 50 años fuese una especie de abuso sexual o que viniese del período neolítico, también se puede añadir el hecho de poder ser una vergüenza a nivel familiar o se puede añadir a cualquier otra situación igual de mala, en donde uno debería arrepentirse. Se puede decir que el contexto en el que se emite esa expresión, corresponde a un sistema de creencias específicas y bien arraigadas en nuestra sociedad.

Aún, el pensamiento colectivo dominante en torno al amor a los cincuenta años es que no existe. Más bien, es sólo algo que los jóvenes pueden recibir. Es difícil imaginarse a una pareja recién conociéndose a los cincuenta y que tengan las típicas mariposas en la panza, que tengan las mejillas ruborizadas, que caminen de la mano, que disfruten del sexo y del amor, etc.

Si es que una mujer tiene 50 años y está soltera, es frecuente de imaginarla como que más bien espera sentada a que llegue el amor de su vida. En general, no se le tiende a imaginar como una mujer empoderada buscando a alguien con quien compartir su vida. De hecho, si es que esto último lo viéramos, tal vez nos podría impactar, aunque no debiese ser así. Si es que uno lo piensa desde la perspectiva de la mujer de 50 años, es bien injusto que las mujeres que ya criaron hijos, que hoy están desocupadas, no puedan disfrutar como mejor les plazca. Deben haber algunas que aún sienten deseos de amar y de sentirse deseadas. Aunque esto parezca una osadía o un atrevimiento.

A continuación tenemos algunas preguntas que nos llevan a poder juzgar nuestros propios pensamientos acerca de las mujeres que están solteras, tienen 50 años o más y quieren encontrar el amor:

1)¿Por qué pensamos que las relaciones amorosas son sólo para las jóvenes?¿Quién nos dijo semejante tontería?

2)¿Por qué juzgamos a los adultos que quieren formar una relación?

Como personas y como sociedad, una parte importante de lo que somos y de lo que construimos, es lo que pensamos. Las creencias sociales que tenemos, las cuales nos influyen en nuestro pensar de manera individual, nos vuelven a nivel cultural, unas personas herméticas y nos hace que señalemos compulsivamente a los que frecuentemente tienden a correr el riesgo de querer vivir como quieren.

Claramente, que hay unos pocos a los cuales no les pasa, pero a la mayoría sí nos pasa. Absolutamente todos hemos sido juiciosos en algún momento, o bajo alguna circunstancia que nos incitó a serlo. Pero sólo nos pudo incitar porque es un contenido que nosotros ya teníamos instaurado dentro.

¿Alguna vez has mirado a alguien sin conocerlo con desagrado? ¿Sólo por la combinación de la ropa? O ¿Sólo por que tiene puesta una talla SX en un cuerpo XL? Tal vez, has pensado en ¿cómo puede ponerse esa ropa si no tiene edad?, ¿cómo está tan loca que claramente está intentando conquistar a alguien a pesar de sus muchos años?, ¿cómo se atreve a hacer eso a su edad?, y ¿cómo va a divorciarse a esa edad?.

Todas las preguntas del párrafo anterior, son muestra de lo que tenemos por dentro, que es que creemos que hay cosas que están mal por la edad o por que no nos parecen. Pero, algo de eso ¿es realmente malo? Además, si es que no lo hizo antes, entonces debería tener todo el derecho de hacerlo ahora, tal vez no pueda hacerlo mucho más adelante, ¿me explico? Y si por lo contrario, es algo que siempre ha hecho, tiene una manera particular de vestirse y siempre ha sido así, ¿tiene entonces que cambiar ahora?

Si es que pensaste que ya se le pasaron los 5 minutos de gloria, y que entonces casi debería guardarlo para la próxima vida, entonces te invito a seguir leyendo para que puedas reflexionar al respecto. Y si es que piensas lo contrario, te invito a reafirmar tus creencias.

¿Tu crees que la edad debería ser una excusa para contenernos? Espero que tu respuesta haya sido que no, porque la edad sólo debiese ser un número, que denota cierta experiencia, pero que no debería determinar cómo me puedo vestir o cómo me puedo comportar. Por lo mismo, no te avergüences de tu edad.

Si es que estás soltera, tienes 50 o más, o tal vez tienes un poco menos, pero quizás no te sientas segura de ponerte a buscar pareja, te animamos a que hagas lo que tengas que hacer para ser feliz, si crees en el amor y quieres buscar un compañero para compartir tu vida, entonces ¡¡¡ADELANTE!!! SIEMPRE BUSCA EL AMOR, SIN IMPORTAR TU EDAD. Todos ya fuimos jóvenes, y ahora tal vez somos un poco más mayores que eso, pero trata de que el mundo y el legado que vas a dejar aquí vea que la edad puede ser sólo una referencia, que no necesariamente reflejan a la persona que eres y que seguro que el mundo puede estar perdiéndose a una mujer maravillosa.

GRITA, igual como lo hizo la mujer que dijo que tenía 50 años y que buscaba novio, demuéstrale a las siguientes generaciones, que cuando ellas lleguen a los 50, también van a poder buscar el amor. Deja en claro que quieres una relación de tomo y lomo, una con amor y compromiso, no una “relación libre”, aunque si quieres una relación libre, nadie te podrá juzgar. Eres una mujer muy valiosa y mereces encontrar la felicidad y el amor.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"