Bienestar emocional, la GRAN CLAVE para luchar CONTRA la OBESIDAD

Hay quienes consideran al sobrepeso y la obesidad como un problema estético… y eso es solo una parte del problema.

En realidad, los kilos de más constituyen un grave problema de salud, que puede llevar a serias dolencias e incluso la muerte.

En este problema confluyen varios factores: genéticos, hábitos de alimentación, sedentarismo, pero hay un factor fundamental que muchas veces se olvida: el aspecto emocional.

Complicaciones físicas

Los problemas de salud derivados del sobrepeso no son únicamente la diabetes, las dolencias cardíacas o la hipertensión.

En realidad, el sobrepeso afecta en varios niveles: puede afectar las articulaciones, la respiración, el sueño, el estado de ánimo y los niveles de energía, influyendo drásticamente la calidad de vida total de la persona que lo padece

Los términos “con sobrepeso” y “obeso” se utilizan para aquellas personas que están en riesgo de desarrollar problemas de salud relacionados con el exceso de peso.

Lo más preocupante es que ahora no se trata de un problema delimitado a los adultos, sino que es cada vez más frecuente en adolescente e incluso en niños. Según algunas estadísticas, uno de cada tres niños o adolescente de entre 2 a 19 años son obesos o tienen sobrepeso y por ello, ahora hay gente muy joven que desarrolla problemas de salud tradicionalmente asociados a los adultos, como la hipertensión arterial, el colesterol alto y la diabetes tipo 2.

Emociones

Mantener un peso adecuado no es solo cuestión de entrada y salida de calorías y eso está comprobado por el alto porcentaje de personas que fracasan en el intento, procurando con diversas dietas.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"