Bailar, bien o mal, es excelente para el cuerpo y para la mente

Aunque que no seas exactamente un sueño de vals bailando, probablemente estés inserto en esa buena parte de la gente adora bailar. ¡Y bailar es bueno sin dudas! Ir a una fiesta y bailar toda la noche es muy divertido y relajante, además de dejar nuestro cuerpo en movimiento.

Cuando se practica la danza como actividad física regular, los beneficios son aún más impresionantes: produce efectos en todos los aspectos de salud y bienestar.

Las conquistas abarcan la desde la parte emocional, hasta la social, física y cognitiva. En la parte física, hay mejoría notoria en la condición de cardiorrespiratoria, aumento de fuerza muscular y un gran desarrollo en la coordinación motora y equilibrio.

El gasto calórico, dependiendo de la clase, puede ser muy alto, lo que ayuda a mantener el peso. Además, la danza promueve impacto, con saltos y otros pasos, lo que es excelente en el mantenimiento de la masa ósea, ayudando en la prevención de la osteoporosis.

Con el avance de la edad, perdemos en mayor cantidad las fibras musculares del tipo 2, que son las de contracción más rápida. Pero quien baila o bailó toda la vida logra mantener la agilidad de los movimientos, y esa pérdida es menor.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"