Aunque muchas veces dudes de ti misma, estos son motivos por los cuales tú eres una de las mujeres más valientes del mundo

Todos pasamos por momentos de flaqueza en algún momento de nuestras vidas, y es del todo normal. No siempre parece sonreírnos la vida, pero sabes que, a pesar de eso, eres capaz de levantar la cabeza y salir a la calle todos los días con paso firme y decidido. A pesar de todas las tormentas que puedes sufrir, consigues tener una sonrisa siempre a punto para todo aquel que la necesite y ofreces tu apoyo a los demás cada vez que los ves decaer. Pero no todo el mundo es capaz de actuar como tú, ya que es necesario ser una persona muy valiente para poder esperar a que llegue la calma tras la tempestad sin ni siquiera despeinarse el flequillo. De modo que, si te identificas con algunas de estas cosas que te contamos a continuación, estás de enhorabuena. ¡Eres una de las mujeres más valientes del mundo!

1. Puedes respirar.

Aunque este punto parece muy evidente, lo cierto es que poder respirar cada día es un privilegio que debemos celebrar y aprovechar. No todo el mundo goza siempre de la misma salud y de la misma suerte, pero aún en esos casos tú eres consciente de que vivir es un regalo, y haces todo lo posible por enfrentarte a la vida con decisión para agradecerle todos y cada uno de los minutos que te permite estar aquí. Y es que, como decían nuestras madres, de bien nacido es ser agradecido.

2. Sabes que puedes salir adelante.

El paso de los años te ha hecho ser testigo de todos y cada uno de los esfuerzos que tus padres hicieron por sacarte adelante a ti y tal vez también a tus hermanos, en el caso de que tengas la suerte de disfrutar de estos últimos. No importaban los madrugones, ni los trabajos hasta altas horas, ni los sacrificios que tuviesen que hacer: siempre estaban allí para darte la mano cuando lo necesitabas, y mejor aún, sabes que seguirán estando ahí para cuando los necesites pase el tiempo que pase y hasta que la vida se lo permita. Por eso sabes con certeza que tú también podrás contra viento y marea.

3. Quieres mejorar en la vida.

Eres una mujer que sabe lo difícil que puede llegar a ser la vida y la de obstáculos que puede poner a las mujeres cuando no tienen la preparación necesaria o no han completado sus estudios porque han decidido dirigir su vida en torno a sus responsabilidades familiares. Cuidar a los tuyos es un placer, pero no quieres que sea tu condena ni tu freno hacia el futuro. Sabes muy bien donde poner tus objetivos para una vida plena, realizada y feliz, y es lo más alto que te permitan llegar tus sueños.

4. Estás con los tuyos al pie del cañón.

Que quieras mejorar y superarte a ti misma cada día no significa que no ames a tu familia. ¡En absoluto! Siempre tienes presente a tus familiares y amigos y muchas veces actúas pensando en ti y también en ellos: a la hora de estudiar, a la hora de sacarte el carnet de conducir, a la hora de cuidarte por dentro y por fuera, a la hora de buscar planes divertidos de fin de semana…Adoras a tu gente y ese es el impulso que recibes cada día para seguir al pie del cañón, y lo haces tan bien que todos están encantados de estar a tu lado y de poder pedirte consejo cuando lo necesitan. ¡Eres un modelo a seguir!


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"