Aspectos que nunca debes renunciar por una relación.

El comportamiento del ser humano siempre ha sido motivo de estudio a lo largo de la historia, pero lo que hacemos la gran mayoría de los mortales en nombre del Amor; es en muchas ocasiones totalmente irracional, porque se puede decir que el enamoramiento nos convierte en seres poco objetivos y empezamos a tomar decisiones equivocadas sobre nuestras vidas, que al final terminamos lamentando y sobre todo que nos cuesta mucho trabajo corregir en el tiempo, porque estas decisiones han dejado consecuencias en nosotros como persona y en los seres que nos rodean. En este artículo te vamos a mencionar algunos de los aspectos más relevantes a los que nunca bajo ninguna circunstancia puedes renunciar si quieres tener una relación de pareja sana y que te haga crecer como persona.

1 – Nunca por ningún motivo puedes dejar de ser tu misma.

Este es el peor error que se puede cometer en nombre del Amor y ocurre porque a la hora de tratar de conquistar a una persona, no nos mostramos tal y como somos, pero con el fin de agradarle nos convertimos en el mejor de los camaleones y asumimos un sin número de personalidades que en realidad no tenemos y que al final terminarán desapareciendo porque sencillamente no hacen parte de nuestra esencia y obviamente como consecuencia de esto nuestra relación de pareja que fue construida sobre la falsedad no tendrá ningún futuro promisorio, por eso a la hora de empezar una relación siempre debemos ser auténticos y mostrarnos tal cual como somos.

2 – No podemos abandonar nuestros sueños.

Otro de los errores más comunes es abandonar nuestros sueños por empezar a cumplir y a vivir los de nuestra pareja, esta situación más temprano que tarde nos convierte en personas frustradas y la pareja se convierte en nuestro propio verdugo, por eso debemos tener siempre presente que una persona que ama de una forma sana, siempre querrá lo mejor para su pareja y sabrá que sus metas y sueños personales son importantes para su crecimiento personal, laboral, familiar y de todo tipo.

3 – Perder tus amistades y dejar que tu pareja se convierta en el centro de tu universo.


Desafortunadamente cuando caemos en esta conducta nuestra pareja termina aprovechando esto en nuestra contra y lo ayudamos a convertirse en el mejor manipulador, por eso nunca por ningún motivo puedes hacer a un lado tus amistades y el círculo social de influencia que tenías antes de empezar tu relación; antes por el contrario debemos hacer todo lo posible porque ese nuevo compañero se integre a nuestro grupo de amigos y termine haciendo parte de él.


4 – No abandones los hobbies y el amor por tu apariencia personal.


Esto se debe a que tus hábitos son lo que definen en su mayoría quien eres en verdad y si dejas de hacer estas cosas terminarás convertida en una persona totalmente diferente, a la que no reconocerás a lo largo de los años y lo peor es que al final de la jornada te darás cuenta que no valió la pena dejar de ser esa persona auténtica para convertirte en tu peor versión con tal de agradarle a otro ser.

5 – Siempre debemos establecer límites sanos.

Un aspecto de verdad importante y sano es establecer límites, porque dejar que tu pareja termine convertido en tu dueño, será algo con consecuencia terribles a lo largo del tiempo, ten siempre presente que tú no eres un objeto y por eso no puedes ser propiedad de absolutamente nadie. Por lo tanto cuando decidas empezar una relación debes tener claro que tu pareja debe ser alguien que te complemente y potencie como persona, nunca y bajo ningún argumento alguien que te ama de verdad y de forma sana querrá verte disminuida o menospreciada.

6 – Debemos dar amor en la medida en que los recibimos.

Estoy totalmente segura que este es un error que cometen muy a menudo las personas con un corazón lleno de nobleza, que entregan en su mayoría cosas buenas y en mayor proporción a las que recibe por parte de su pareja. En este aspecto debemos tener claro que Dios no se queda con el esfuerzo y las buenas acciones de nadie, que todo el que a lo largo de su vida hace una buena siembra, en el momento adecuado recogerá su cosecha, aunque la persona a la que le hallamos entregado lo mejor de nosotros no nos halla correspondido como nos lo merecíamos, al final Dios, la vida y el universo conspiran a favor de los que no conspiran en contra de nadie.

7 – No perder la autonomía e independencia.

Debemos tener siempre presente que antes de empezar una relación de dos, éramos uno solo y que ser autónomos e independientes es supremamente importante para el sano desarrollo de cualquier ser humano que desee crecer como persona y ser su mejor versión cada día, porque nadie sobre la faz de este planeta es un producto terminado, todos tenemos la capacidad de seguir aprendiendo de todo nuestro entorno.

Finalmente debemos comprender que el Amor Propio es la base de toda buena relación, que quien se ama y acepta a si mismo tal cual como es, es capaz de brindar un amor sano a otra persona y sobre todo cuenta con las condiciones necesarias para complementar la vida de otro ser humano.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"