Así habla una mujer inteligente con su pareja.

La comunicación humana es una de las cosas que parecen más complicadas de lo que en realidad son. Nadie nos enseña a comunicarnos de manera inteligente, siempre vivimos a la defensiva y reaccionamos ante cualquier agresión, sea o no real, porque cada quien interpreta a su manera lo que dicen los demás.

Existen diferentes estilos de comunicación, aunque no todos resultan efectivos. El estilo agresivo corta la comunicación con ataques, reproches y tono de voz elevado, hace que el otro quiera continuar la conversación. Por otro lado, el estilo pasivo también es negativo, pues quien practica esta forma de comunicación no dice lo que piensa y siente y se queda callado para evitar la discusión.
La comunicación asertiva implica expresar tus sentimientos y pensamientos teniendo conciencia de tus derechos personales, pero también de los de la otra persona. La comunicación asertiva se basa en la premisa de que todo ser humano tiene derecho a manifestarse tal y como es. En el contexto de la pareja hay que reforzar el uso del ‘nosotros’, porque somos un equipo, pero cuando se trate de expresar tus necesidades individuales, no dudes en usar el ‘yo’.
La comunicación asertiva es efectiva para marcar límites. Por ejemplo, si tu pareja llega tarde a las citas puedes decirle “siento que no me tomas en cuenta cuando me haces esperar”. Un mensaje asertivo hace que tu pareja pueda ser empática y comprenda mejor que si solo lo atacas. Es por eso que hay palabras que conviene reforzar, como ‘por favor’, ‘gracias’ y ‘lo siento’; y otras que hay que evitar, por ejemplo ser absolutista hablando de ‘tú siempre’ o ‘tú nunca’.

Cuando una mujer es inteligente emocionalmente, tiene la capacidad de comunicarse asertivamente y resolver los problemas de manera positiva. Gracias a la comunicación podemos expresar lo que sentimos y lograr que nuestra pareja comprenda nuestro punto de vista, pues es importante que podamos hacerle sentir que la apreciamos y valoramos, de la misma manera en que nosotros conocemos lo que él quiere expresar.
Una mujer inteligente se caracteriza por poder comunicarse con asertividad, por lo que busca el momento y el lugar más conveniente para comenzar la discusión, evita juzgar a su pareja y no trata de hacerlo sentir mal.
Lo ideal sería poder comunicarse de manera eficaz y ser capaz de decir lo que pensamos sin miedo de herir a los demás y sin ser agresivos al hablar. Específicamente en las relaciones de pareja es difícil lograr ser asertivos, pues los miembros se rinden rápido y caen en comportamientos pasivos, agresivos o inhibidos; por eso te brindamos algunos consejos para que puedas mejorar la comunicación con tu pareja.
1. Baja la guardia. Si estás con la persona que quieres, no tendrías por qué estar a la defensiva con cada comentario que haga.
2. Toma conciencia y busca ser asertivo en tu discurso. Cuando te hayas dado cuenta que su comunicación se ha vuelto agresiva, es momento de hablar, sin culpar al otro y sin decirle que él es quien está mal. Puedes decir algo como ‘Me he dado cuenta de que no quiero seguir discutiendo, podemos empezar a esforzarnos por tratar de entendernos mejor’.

3. Habla en primera persona. Esto es básico al momento de querer poner sobre la mesa tus molestias. No se trata de que lo hagas sentir culpable, sino de que se dé cuenta de que su comportamiento de ese día te hizo sentir triste.
4. El interrogante asertivo. Es una de las herramientas más útiles. Consiste en responder con una pregunta, a la pareja que está empleando una comunicación agresiva. Un ejemplo de esta situación es la siguiente: ‘Eres la persona más irracional que he conocido’. ‘¿En qué soy irracional? ¿Cómo puedo hacer para mejorar eso?’ Ante esta respuesta es probable que la persona se quede sin argumentos, pues quien puede juzgar si alguien es racional o irracional.
5. Aserción negativa. Si las críticas provienen de personas importantes, es probable que sean bienvenidas y que nos ayuden a aprender sobre nosotros mismo. En la vida de pareja es muy común que haya quejas sobre cuestiones rutinarias como la limpieza del hogar, la equivalencia en las tareas, etc. El caso es que no siempre se llega a un acuerdo por la baja tolerancia que existe por parte de ambos.
Una mujer inteligente no trata de hacer sentir inferior a su pareja, sino que sabe utilizar frases adecuadas y tener tacto para decir lo que quiere sin herir a su pareja, dando opciones, mas no órdenes. Una mujer inteligente se preocupa por mantener una relación armoniosa, evita juicios y ser extremista usando las palabras ‘siempre’ y ‘nunca’, pues estas son formas de minimizar o magnificar las situaciones.
Otra cosa importante que hace una mujer inteligente es hacerse cargo de sus propias emociones, no depositar en el otro el poder de hacerle sentir enojo ni tristeza. En lugar de decir que el otro es culpable de algo, o de atacarlo, juzgarlo y señalarlo, se centra en la situación, no en la persona.
Canaliza el problema y baja el tono de voz cuando estés disgustada, esto te permitirá tener mayor control de la situación y tiempo para pensar en lo que vas a decir. Recuerda que cada uno de ustedes es un individuo único e irrepetible, con diferente origen, diferente educación y diversas formas de estar en la vida, y deben aprender a hacer actividades que para ambos resulten agradables.

Debes ser sincera y clara con tus necesidades y deseos. Tu pareja no sabe lo que estás pensando y no debes pensar que el hecho de que te conozca y te quiera significa que es adivino y debe saber todo lo que quieres en ese momento.
Lo más importante es sentirte orgullosa de tu pareja, para que se sienta seguro de él mismo y sepa que valoras su esfuerzo y las cosas que hace. Esta admiración también te ayudará a evitar los juegos de poder donde todo el tiempo están en constante lucha por tener la razón.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"