Así es como un infiel pretende decidir entre su esposa y su amante. Lo importante es que decidas dejarlo primero.

Todas conocemos a un hombre que ha engañado a su pareja con otra mujer y que aún así, deciden conservar su matrimonio. Al ver esto nos preguntamos, ¿por qué lo hacen?, ¿qué los detiene?, ¿cuál es la motivación de un hombre para llevar una doble vida llena de engaños? La respuesta es más simple de lo que piensas y la han dado varios psicólogos. Para empezar, tenemos que dejar en claro que no es justificable que  ningún hombre se vea en el derecho de caer en los brazos de otra mujer por la razón que sea ¿Qué los lleva a esto? ¿Por qué cada vez es más común que los hombres tienen una amante, pero no dejan a sus mujeres en casa? Aquí te dejamos las razones principales por las cuales un hombre jamás dejaría a su esposa por su amante.

1 – Ya tienen lo que necesitan. Un hombre tiene todo lo que necesita en casa que no tiene su amante, entiéndase una mujer que lo ama, sus hijos, su mascota, la hipoteca de la casa y todo lo que han construido juntos, así que ¿para qué dejar a su esposa? No dejarán a sus parejas oficiales con las cuales tienen una relación totalmente estable a los ojos de la sociedad y la familia.

2- Aman a su pareja oficial. ¿Entonces, para qué la engañan? Si bien es cierto que amar no es engañar a la pareja, muchas veces los hombres caen en éste tipo de actos por falta de comunicación o atención sexual, además, la rutina casi siempre es el factor principal de las aventuras de los hombres, pues quieren probar cosas nuevas, sentirse excitados por la novedad y disfrutar de la adrenalina que les proporciona la nueva aventura, pero, esto no tiene nada que ver con el amor que sienten hacia a su pareja, es más algo que ellos desean, a que lo necesiten realmente en su vida. Los hombres infieles no dejan a sus parejas oficiales porque tienen la esperanza de que la llama del amor vuelva a encenderse y puedan continuar con su vida amorosa como al inicio.

3- Porque les espera un divorcio complicado. Los hombres infieles les gusta tener bajo control su vida amorosa y también la de su familia, así que no se plantean divorciarse de sus parejas para comenzar con un largo divorcio. Primero que todo, si tienen hijos, no querrán divorciarse y causar esa imagen y ése daño que les puede causar a los hijos, además, los divorcios por infidelidades no solo se pagan emocionalmente sino monetariamente demostrándolo mediante un juzgado. Son trámites, dinero y exposición frente a sus familiares, amigos, etc

4- El miedo a comenzar desde cero. Todas las personas siempre nos sentimos más cómodas en nuestra zona de confort que comenzando en una zona de exploración. Con la edad, tendemos a ser más maniáticos y más difíciles de sobrellevar que cuando somos jóvenes y nos casamos por primera vez, por ejemplo. Con la pareja oficial, ya tienen formada una casa, un hogar, unos hábitos, reglas y un sinfín de cosas materiales que han construido por muchísimo tiempo de matrimonio y noviazgo, asi que ¿Para qué divorciarse? Muchos hombres no dejan a sus esposas porque comprenden que una aventura es algo pasajero que quizá sólo esté llenando expectativas superficiales con la otra mujer, mientras que el matrimonio es algo que ha construido durante años a través de muchos sacrificios

5- No quieren a sus amantes. Muchas veces los hombres hacen promesas a sus amantes de que dejarán a sus esposas o ellas mismas se ilusionan pensando que tienen una relación sentimental, más que carnal, pero la verdad es que el 99% de los hombres no se involucra sentimentalmente con la amante, puesto que ellos saben distinguir la diferencia del sexo y del amor. Ni es ni se siente igual, porque un hombre enamorado hace lo que sea por la mujer que ama y un hombre que solo quiere sexo, solo se interesará por propiciar ésos encuentros o iniciar salidas en base a eso.

6- Es vergonzoso para ellos. Aunque siempre se ha hablado del machismo durante siglos, es vergonzoso para un hombre lidiar con toda esa situación, puesto que al ser infiel y dejar a su mujer por otra persona, se enfrenta a lo que dicen los compañeros de oficina, los amigos en común, la familia en general, padres, suegros e hijos, así que ¿Por qué enfrentar toda esa situación si puedes volver tranquilo a casa después de verte con tu amante un par de horas? Si bien los amigos de los hombres siempre los apoyan y entienden, el resto del mundo lo crucificará por éste acto y siempre será marginado por muchas personas que frecuentaron su vida de casados.


7- No quieren ver sufrir a sus esposas. Las relaciones siempre tienen diferentes etapas, algunas buenas, algunas malas y otras regulares, si bien todos sabemos que los matrimonios a veces enfrentan periodos difíciles, la esposa lo lleva acompañando toda la vida en sus buenos y malos momentos, quizá también es madre de sus hijos y es la mujer con el que él decidió pasar el resto de su vida, entonces ¿Por qué hacerla sufrir? Un hombre que haya pasado tantas cosas con su esposa, no querrá verla sufrir a causa de su falta en el matrimonio.

8- Solo es una aventura. La mayoría de las veces, los hombres solo quieren una aventura para divertirse y salir de la rutina, pero no significa que quieran dejar sus hogares. Lamentablemente, ésta es la razón más común por las cuales ellos dicen engañar a su pareja oficial. Los hombres tienen un instinto animal al sexo que las mujeres no tenemos, y esto hace que ellos se sientan estimulados a ser infieles con otras mujeres o a buscar esa estimulación ellos mismos por diversión propia.

Los seres humanos no son monógamos por naturaleza, pero el amar y ser fieles es una decisión que hacemos en nuestra vida, si bien ésta es la explicación del porqué de las infidelidades de los hombres, nadie debería perdonar una falta como ésta.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"