Así es como un hombre que te supo valorar al final de cuentas se acordará de ti siempre

Segundas historias, aventuras y oportunidades que comúnmente no son solo segundas, suelen ser muchísimas más, ¿Pero vale la pena realmente seguir viviendo de esta manera? Casi siempre, la respuesta es… NO.

De cierta manera, cuando en tu vida te encuentres en la disyuntiva de regresar o no regresar con él, es porque seguramente no es la primera vez que pasa y siempre se repite la misma historia, te suena familiar? Te estancas y vuelves a caer en palabras de amor y su cariño temporal. Si antes no te quería como debía ¿Por qué crees que ahora si lo hará?

Algo que ha salido mal tantas veces ¿Por qué debería salir bien ahora? Normalmente te encuentras más cerca del fracaso que del éxito, de nuevo y todo esto va dejando cicatrices en tu corazón.

Es mejor pasar la página y cerrar el libro. Es mejor salir al mundo con la experiencia vivida y empezar a vivir nuevas y mejores.

Un hombre que no mejora, y no se adapta para que la relación pueda funcionar, que no lucha por su amor ¿Por qué lo haría ahora? Solo es una mentira tras otra. No recaigas y tomate tu tiempo y espacio.

El amor se debe cuidar a diario y si te has dado cuenta que esto nunca ha ocurrido, que nunca o ha hecho, ¿Para qué regresar con él? El amor de pareja no es eterno, hay que cuidarlo, mimarlo y hacerlo crecer. Luchar por él, porque se construye poco a poco, no viene hecho de fábrica, como el amor que se puede sentir hacia un hijo, que es incondicional y estará ahí, pase lo que pase. El amor de pareja se puede apartar de tu vida por tu bienestar y salud emocional. Las segundas oportunidades suelen ser un desperdicio de tiempo además de armas de doble filo. Todo irá maravillosamente al comienzo, sin embargo, tarde o temprano la historia volverá a repetirse. Es como ver una película de la cual ya conoces el final.

Cuando amas y te sientes bien amada, no existe el “volver a intentarlo” ni el “comenzar de nuevo”, “que si sí o si no”, “ni contigo, ni sin ti”. En la mayoría de los casos esto ocurre por conformismo, producto de la poca autoestima y el autoengaño. Parece duro, pero es la verdad.

Imagina tu vida con un hombre nuevo que te de alas y no te llene de dudas. Que te brinde amor y no dolor, que te ofrezca cariño y no rechazo, y que al estar juntos, todo esté simplemente bien, y no hace falta nada más. El amor de pareja está hecho para disfrutarse sin tantas novelas de drama y terror de por medio, sin tener que pasarse la vida sufriendo y aguantando.

No lo soportes más, una nueva oportunidad se la dará su madre, que no eres tú. Recuerda que no es amor eterno, pero el tuyo propio si debería serlo, y no deberías dejar que nadie lo dañe. Además estás consiente que no es una segunda oportunidad. Ha tenido la segunda, la tercera, la octava y así sucesivamente. Nada ha cambiado.

Él que se lo pierde es él, al final se arrepentirá y te recordará con remordimiento que le permitirá valorar todo aquello que no vio en su momento. Escoge ser feliz por ti misma hoy y ahora.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"