Así actúa una mujer inteligente cuando él es infiel.

Cuando tienes la sospecha o cuando descubres que tu pareja te ha engañado, vienen a tu cabeza montones de preguntas como: ‘¿por qué?’, ‘¿qué hice mal?’, ‘¿ya no me quiere?’, ‘¿debo perdonarlo?’, ‘¿qué debo hacer?’.



La infidelidad es un engaño sentimental por el cual muchas parejas deciden terminar su relación, mientras que otras deciden perdonar y seguir adelante. Si lo has descubierto, deberás tener las pruebas suficientes para enfrentarlo y actuar como una mujer inteligente.

Antes que nada, debes tranquilizarte. Es obvio que, al descubrir la infidelidad, el coraje y la rabia van a invadir tu ser, pero enfrentar a tu pareja llena de adrenalina es de los peores errores que puedes cometer, no vale la pena porque tus ideas no están claras y podría decir cosas que no quieres y tomar decisiones que no resultarán correctas. Es recomendable que dejes pasar unos días para acomodar tu mente, para analizar las cosas de forma clara y tomar la decisión más sensata que puedas. Podrías pensar que las disculpas son una trampa o que no son sinceras, pero debes permitir que las exprese para poder trabajar lo que sigue.

Otro punto importante que debes considerar es si la infidelidad fue sexual o sentimental. Un desliz sexual es sinónimos de aventura donde no se involucran sentimientos. Pero la infidelidad emocional es aquella en la que el factor sexual queda en segundo plano, porque existe una conexión espiritual entre ambos. En este sentido hay diferencias entre hombres y mujeres, estudiadas por los investigadores Miller y Baker: los hombres dejaban a sus parejas si habían sido víctimas de infidelidad sexual y no emocional; del lado contrario, las mujeres se sentían más heridas cuando fueron víctimas de infidelidad emocional y no sexual.

Cuando una pareja ha decidido seguir con su relación aun habiendo infidelidad, debes tener presente que hay que perdonar sin remordimientos, para que la situación no se convierta en generadora de problemas en el futuro. Sin justificar la infidelidad, nadie está exento, tanto de hacerlo, como de ser víctima.

Lo más importante es que, si eres una mujer inteligente, debes saber confrontar a tu pareja y salir con dignidad de esta situación, porque la infidelidad destruye la confianza y hace que las emociones sean en su mayoría negativas. Por más que duela la traición de tu pareja debes hacer lo posible por mantener tu compostura y actuar dignamente. Siempre recuerda que si él decidió traicionar la confianza entre ambos, es su problema, no tuyo. Una mujer inteligente confronta una infidelidad de la siguiente manera:

– No culpes a la otra mujer. Ella no es culpable de nada, pues quien tomó la decisión de estar con ella fue tu pareja. Recuerda que nadie te quita a nadie, tu pareja es una persona adulta que sabe lo que hace y sentir rabia y resentimiento por alguien a quien ni siquiera conocer, solo te llena de más dolor y de energía negativa.
– No investigues los detalles. A veces el morbo puede más que la sensatez y es probable que quieras saber cuándo, cómo y dónde fue el engaño, esto en un afán de querer comprender la razón de la infidelidad, pero esto solo te afecta a ti porque no dejas de torturarte con algo que no tiene ninguna utilidad. Enfócate en tu bienestar.
– No lo hagas público. Claro que puedes platicarlo con personas cercanas y en quienes confíes plenamente, porque necesitarás apoyo y no es nada saludable exponer tu situación a todo el mundo. Olvídate de publicarlo en redes sociales o reclamar enfrente de terceras personas que no tienen nada que ver. Tu vida privada es algo muy personal que debes cuidar y respetar.

– La venganza no te hará sentir mejor. Cuando una mujer sufre una infidelidad, lo primero en lo que piensa es en vengarse de quienes la han humillado, la pareja, la amante y todos los que ya sabían o incluso ayudaron a que el encuentro sucediera. La venganza solo te daña a ti misma y es una forma de canalizar tus emociones y tu angustia. Dañar a quienes te dañaron, no te hará sentir mejor.
– Piensa bien si quieres perdonar la infidelidad. Cualquier decisión que tomes debes estar segura de que será definitiva. Si ambos han platicado, han discutido y han decidido perdonar el desliz y seguir adelante, claro que podrán hacerlo, es su vida, es su relación y ustedes deciden si vale la pena seguir. Con esa libertad, deben estar seguros de que el perdón es de verdad y de corazón, porque realmente están convencidos de que es la decisión correcta, que va acorde con sus valores.


– No tengas miedo de tomar la decisión que tú consideres adecuada, pero no te quedes en la relación por miedo a la soledad, ni pensando que no podrás salir adelante por ti misma, ni poniendo de pretexto a tus hijos si es que los tienes. Si decides perdonarlo, debes ser sincera contigo misma y estar dispuesta a cambiar de página, a no traer el tema en cada momento en que haya dificultades ni a usar el tema como chantaje emocional, ni viviendo todo el día con desconfianza y con miedo. Si lo vas a perdonar hazlo porque estás convencida de que el tema no volverá a lastimarte, pero si, al contrario, ese perdón se volverá una tortura para ti, entonces mejor no lo hagas, termina tu relación y sigue adelante.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"